Nuestro lema "Luchadores por la vida" Nuestra misión, paliar los efectos del VIH/sida y la Hepatitis y erradicarlos

Categorías


Visita de Kerry a Cuba reconfigura nexos con América Latina

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 23:53

La bandera de Estados Unidos vuelve a ondear en La Habana, tras su izamiento en la embajada de Estados Unidos, en una ceremonia este viernes 14 de agosto, encabezada por el secretario de Estado, John Kerry. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Por Ivet González y Patricia Grogg
LA HABANA, Aug 14 2015 (IPS)

La reinauguración este viernes 14 de la embajada de Estados Unidos en Cuba cierra una larga era de aislamiento de esta nación caribeña, cuya reinserción en América Latina resultó decisiva para el proceso de nuevas relaciones continentales abierto con el deshielo entre La Habana y Washington. 

La de Estados Unidos era la única bandera americana que no ondeaba oficialmente en este país caribeño de gobierno socialista, una anomalía que se solventó en esta jornada durante la visita histórica de su secretario de Estado, John Kerry, a La Habana.“El paso positivo que significa admitir la existencia de Cuba fue consecuencia inevitable de una realidad que Washington debería finalmente admitir. América Latina y el Caribe viven una época nueva y ya no son patio trasero de nadie”: Ricardo Alarcón.

”Cuando el secretario de Estado John Kerry iza su bandera junto al malecón habanero, lo hace en una capital donde hace años ondean las de todos los (demás) países del continente sin excepción”, analizó para IPS el excanciller cubano Ricardo Alarcón.

Kerry, primer funcionario de su rango que ha visitado Cuba desde 1945, presidió la ceremonia de izada de la bandera de su país en el frontis de la embajada, que se mantuvo cerrada desde el rompimiento de lazos diplomáticos en enero de 1961 hasta 1977, cuando se establecieron las Secciones de Intereses en las dos capitales para cubrir funciones consulares.

Bajo un sol abrasador, los tres marines veteranos que la arriaron en el mismo lugar en 1961, entregaron a otros tres jóvenes integrantes de ese cuerpo la bandera de las 50 estrellas y 13 barras para que la izaran en el mástil del jardín de la embajada, donde quedó ondeando, a un lado del malecón habanero.

Entre tanto, cientos de abanicos con la misma enseña dibujada se movían en manos de los invitados en el recinto, mientras más lejos, unos centenares de personas se congregaron con carteles y banderas de ambos países, para ver  la ceremonia y hacerse sentir con aplausos y gritos de “viva”, cuando se izó el estandarte estadounidense.

Desde el alba, el frontis del edificio estrenó también el cartel de Embajada de Estados Unidos y un escudo bruñido, que a la luz de linternas instalaron varios operarios en la madrugada.

“Sabemos que las relaciones entre Estados Unidos y Cuba siempre ha sido un tema que ha causado muchas dificultades en nuestras relaciones con el resto de la región”, dijo Ricardo Herrero, director de #CubaNow, organización de jóvenes cubanoestadounidenses que luchan por la eliminación del embargo de Washington contra Cuba.

Cientos de personas asistieron, detrás de una pancarta con las banderas de Cuba y Estados Unidos, donde se leía en inglés “Unidos por la libertad y la democracia”, a la ceremonia de reapertura formal de la embajada de Washington ante La Habana. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

“Pensamos que estamos removiendo un obstáculo para promover una mejor cooperación entre todos los países de las Américas”, añadió Herrero a IPS. Él fue uno de  los 325 invitados a la ceremonia, presenciada además por el personal de la embajada y antes de la Sección de Intereses de Estados Unidos.

La creciente autonomía de la región y la pérdida de iniciativa y espacio de maniobra de Estados Unidos al Sur del río Bravo ya fue evidente durante los preparativos de la VII Cumbre de las Américas, realizada en abril en Panamá, en la cual Cuba participó por primera vez desde el comienzo de esas citas hemisféricas en 1994.

“El paso positivo que significa admitir la existencia de Cuba fue consecuencia inevitable de una realidad que Washington debería finalmente admitir. América Latina y el Caribe viven una época nueva y ya no son patio trasero de nadie”, evaluó Alarcón, quien fue canciller durante el bienio 1992-1993.

“Está por verse aún si Estados Unidos tendrá la capacidad de aprender la lección de la historia”, concluyó Alarcón, quien también fue presidente del parlamento cubano entre 1993 y 2013.

El gobierno cubano quiso remarcar su relación con América Latina al recibir en la víspera de la visita de Kerry a dos de sus más cercanos aliados, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Nicolás Maduro. Ambos mandatarios visitaron al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien el jueves 13 celebró su 89 cumpleaños.

Además, Morales y Maduro mantienen confrontaciones con el gobierno estadounidense de Barack Obama, las que según algunos analistas tendrían la oportunidad de suavizarse a la luz de un entorno regional menos tenso y del diálogo con que Washington y La Habana aspiran a resolver sus propias diferencias.

“El impacto (del deshielo entre Cuba y Estados Unidos) se sentirá en una más amplia cohesión en la región”, afirmó a IPS por correo electrónico John A. Gronbeck-Tedesco,  profesor de la universidad privada de  Ramapo en la ciudad estadounidense de Nueva Jersey y autor de varios libros sobre Cuba y América Latina.

“Las repúblicas vecinas americanas le han pedido a Estados Unidos normalizar las relaciones con Cuba desde hace varios años, y las medidas adoptadas por el gobierno de Obama ofrecen una oportunidad para mejorar la política hemisférica en la Organización de los Estados Americanos”, agregó el académico estadounidense.

Un grupo de trabajadores coloca durante la madrugada el nombre de Embajada de Estados Unidos en el frontis del edificio de la que desde este viernes 14 de agosto volvió a ser la sede diplomática de Estados Unidos en Cuba. Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Sin embargo, el estudioso consideró que está por verse cómo este proceso de normalización bilateral impactará en la relación con Venezuela, de donde Cuba recibe la mayor parte del petróleo que consume –entre 90.000 y 100.000 barriles diarios-, a cambio de la prestación de servicios médicos y educacionales, entre otros.

“Probablemente, Cuba va a querer aumentar su propia producción petrolera, tal vez con la ayuda de Estados Unidos”, dijo.

Aventuró que “Cuba puede incluso importar petróleo directamente de los Estados Unidos, lo que podría alterar las relaciones entre Venezuela y Cuba. Estos diferentes escenarios serán un factor en la política hemisférica en los próximos años”.

Durante su visita de unas 10 horas a Cuba, Kerry sostuvo un encuentro con su homólogo, el canciller Bruno Rodríguez.

Durante una conferencia de prensa conjunta posterior, Kerry aseguró que “la normalización entre Estados Unidos y Cuba eliminará una fuente de irritación en el hemisferio (…). Esto es algo que nos importa a nivel hemisférico”.

“Para la América Latina y el Caribe, cualquier avance en la relación entre Estados Unidos y Cuba será beneficiosa para los intereses mutuos”, remarcó a su vez Rodríguez, para quien el proceso de normalización “abrirá oportunidades para el desarrollo de mejores y más profundas relaciones de cooperación” regional.

Los funcionarios anunciaron que en la primera semana de septiembre próximo, una comisión binacional tendrá el primer encuentro en La Habana para “definir temas inmediatos”, pendientes durante 54 años de conflicto y que se deberán analizar en la nueva etapa del proceso de normalización de las relaciones bilaterales.

Adelantaron que abordarán asuntos como seguridad marítima, migraciones, tráfico de drogas, salud, aviación civil, reclamos de compensación de ambas partes, derechos humanos y trata de personas.

La agenda del secretario de Estado contempló encuentros con su homólogo suizo Didier Burkhalter, invitado al acto en agradecimiento a la contribución de Suiza como Estado protector de los intereses de Washington en la isla, tras la ruptura de lazos diplomáticos, y el cardenal Jaime Ortega.

También sostuvo un encuentro con representantes de la disidencia interna e incluso tuvo tiempo de pasear, ya despojado de la corbata y la chaqueta, por las calles de La Habana Vieja.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Reclamo indígena intenta hacerse oír en capital argentina

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 21:32

El campamento indígena instalado hace seis meses en la capital argentina es casi invisible para los transeúntes que pasan a prisa a su alrededor. Piden que les devuelvan sus tierras, en la nororiental provincia de Formosa, en una demarcación empantanada en rencillas territoriales y económicas. Una gran tienda y varias carpas agolpadas sobre una pequeña […]

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Programa de carbono forestal de Zimbabwe no es todo lo que parece

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 21:02

Bosques tropicales en Zimbabwe, donde las políticas de acceso y control de los bosques y su carbono atiza la duda de si las comunidades locales pueden beneficiarse si no tienen títulos de propiedad sobre la tierra. Crédito: By Ninara/CC BY 2.0 via Wikimedia Commons

Por Ignatius Banda
BULAWAYO, Zimbabwe, Aug 14 2015 (IPS)

La eficacia de los intentos por manejar de modo sostenible los bosques y conservar y potenciar el carbono que almacenan en Zimbabwe está cada vez más en dudas, mientras una nueva investigación alerta que la política de acceso y control sobre estos ecosistemas desafía su comprensión.

Todo se reduce a la cuestión de la tierra y de si las comunidades rurales locales pueden beneficiarse cuando no son las dueñas de ella.

Aún en los lugares donde sí la “poseen”, dicen los investigadores, estas comunidades a menudo se encuentran compitiendo con otros actores que se guían por diferentes consideraciones económicas, anulando los propios ideales que se impulsan bajo el mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+), de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

Pese al programa de reforma agraria del país, bajo el cual se redistribuyó tierra a millones de comunidades locales desposeídas, el Estado sigue siendo el mayor terrateniente, lo que genera preguntas sobre el empoderamiento comunitario y la propiedad de los bosques.

“Los proyectos de carbono forestal –como las intervenciones previas en materia de uso, propiedad y manejo de bosques– no han sido la panacea que algunos habían esperado”: Ian Scoones
Los investigadores señalan un aumento en la demanda de tierras no solo en base al aumento de la población rural, sino también a las personas que se mudan a áreas rurales. Y no hay duda de que cualquier aumento de la demografía rural acarrea una mayor demanda de recursos naturales.

“La demanda de recursos naturales por la tierra crece año a año a un ritmo que no es sostenible”, dijo Steve Wentzel, director de Carbon Green Africa. Esto significa una reforestación del rango de millones, ya que estos árboles se plantan en predios que no pertenecen a las comunidades locales, en un momento en que algunos agricultores diezman cubierta forestal al usar leña para curar su tabaco.

La promesa de la iniciativa REDD+ fue que a través de la reforestación y al reducir las emisiones contaminantes, las comunidades tendrían acceso a o ganarían créditos certificados de reducción de esas emisiones, para venderlos o comerciarlos con los principales contaminadores, a fin de cumplir con sus propias metas de reducción.

Pero está claro que, como en cualquier transacción económica, quienes poseen los medios de producción son quienes más se enriquecen.

La tierra todavía es propiedad o bien del Estado o bien de las grandes empresas, y muy poco en manos de los más pobres del mundo. Y los países industrializados se benefician a expensas de las comunidades rurales.

Según Ian Scoones, coeditor junto con Melissa Leach del libro “Carbon Conflicts and Forest Landscapes in Africa” (Los conflictos por el carbono y los paisajes forestales en África), “los proyectos de carbono forestal –como las intervenciones previas en materia de uso, propiedad y manejo de bosques– no han sido la panacea que algunos habían esperado”.

Scoones dijo que “han surgido múltiples conflictos entre terratenientes, usuarios de bosques y creadores de proyectos. Lograr una ingeniosa solución basada en el mercado a la mitigación climática mediante proyectos de carbono forestal no es sencillo”.

Sobre el proyecto REDD+ de Zimbabwe, que ha cubierto 1,4 millones de hectáreas en el marco de Carbon Green Africa, Scoones señaló que las comunidades rurales, en tanto son las dueñas “tradicionales” y “administrativas” de la tierra, deberían tener la autoridad, “pero se ven enfrentadas contra fuerzas poderosas con otras ideas sobre los recursos y las prioridades económicas”.

Las organizaciones de la sociedad civil local sostienen que esto explica por qué las comunidades rurales son las menos beneficiadas.

Mientras, un informe del Ministerio de Clima del país observó que “los países ricos apenas han mantenido la promesa” de cumplir con sus compromisos, sembrando dudas sobre si las comunidades rurales realmente comerciarán créditos anticipados de carbono a cambio de efectivo.

Los pobres de las zonas rurales bien podrían decir “muéstrennos el dinero” para 2020, el año fijado en la cumbre climática de 2009 en Cancún para cumplir con las metas de reducción de emisiones.

Funcionarios climáticos y ambientales coinciden en que la titularidad de la tierra en el marco del REDD+ se ha vuelto un punto de fricción en su diálogo con las organizaciones de la sociedad civil sobre cómo pueden las comunidades locales obtener dividendos especiales de los proyectos de carbono forestal.

“Las organizaciones de la sociedad civil representan los intereses de las comunidades locales y la falta de salvaguardas para hacer de este asunto un área de divergencia entre los gobiernos y esas entidades”, dijo Verónica Gundu, subdirectora en funciones del Departamento de Manejo del Cambio Climático en el Ministerio de Ambiente, Agua y Clima, en diálogo con IPS.

Por su parte, Wentzel, de Carbon Green Africa, que implementa el único proyecto REDD+ de Zimbabwe, en el valle de Zambezi, señaló a IPS que, tal como están las cosas, “los habitantes de estos distritos son los legítimos beneficiarios de las ganancias generadas a partir de sus recursos naturales aunque no posean títulos de propiedad sobre la tierra”.

 

Editado por Phil Harris

 

 

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Cascos azules en la mira por abusos en República Centroafricana

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 18:03

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, habla con los periodistas el 12 de agosto sobre las acusaciones de explotación y abusos sexuales contra civiles por parte de cascos azules, particularmente en República Centroafricana. Crédito: UN Photo/Eskinder Debebe

Por Aruna Dutt
NACIONES UNIDAS, Aug 14 2015 (IPS)

Eran las dos de la madrugada, cuando el 2 de este mes las fuerzas de paz de la Misión de Estabilización Multidimensional Integrada de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca) buscaban a un sospechoso en el enclave musulmán de PK5 en la capital, Bangui.

Mientras registraban una casa, se llevaron a los hombres que había en la vivienda. Los soldados, que gritaban todo el tiempo, reunieron a las mujeres y a los niños. Una niña de 12 años se escondió en el baño por miedo, según su relato y el de su familia.

La niña contó que uno de los cascos azules la sacó del baño a rastras, la manoseó, la llevó detrás de un camión y la violó. Un examen médico posterior confirmó el ataque sexual.

“Cuando lloré me propinó una fuerte bofetada y me tapó la boca con la mano”, declaró la niña a Amnistía Internacional.

Una de sus hermanas recordó: “Cuando ella volvió de la parte trasera del patio, lloraba y llamaba ‘mamá’ y luego se desmayó. La cargamos dentro de la casa y le arrojamos agua para revivirla”.

“La hice sentarse en un cacharro lleno de agua caliente”, explicó la madre; es un método tradicional de tratar los abusos sexuales.

Amnistía Internacional supo del incidente casi de inmediato, y realizó una investigación en profundidad durante toda la semana pasada.

Si las acusaciones demuestran ser ciertas, no será el primer incidente de mala conducta y abuso por parte de efectivos de paz de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la República Centroafricana.

“Hay una pequeña minoría de soldados que son directamente responsables. Sin embargo, es un problema que atraviesa el sistema. Las personas que cometen estos abusos piensan que pueden salir impunes”: Joanne Mariner, de Amnistía Internacional
En mayo, documentos filtrados mostraron que personal de alto nivel de la ONU sabía de abusos perpetrados por soldados en ese país y no tomó medidas al respecto, todo esto mientras planeaban la remoción de Anders Kompass por haber denunciado malas prácticas dentro de las fuerzas de Minusca.

Los documentos revelaron que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) tenía evidencias de abusos por parte de los soldados el 19 de mayo de 2014.

Días después, en una entrevista el 18 de junio, un adolescente de 13 años dijo no poder contabilizar la cantidad de veces que fue obligado a practicar sexo oral a los soldados, pero que la más reciente había sido entre el 8 y el 12 de junio de 2014, varias semanas después de la primera entrevista de Unicef.

Veintitrés soldados de Francia, Chad y Guinea Ecuatorial estuvieron implicados en el abuso, según uno de los informes. En junio, la ONU creó una Evaluación Externa Independiente para investigar las denuncias.

Además de la presunta violación de la niña de 12 años, el incidente más reciente incluyó la muerte a balazos de dos civiles, un pequeño y su padre.

Balla Hadji, de 61 años, y su hijo Souleimane Hadji, de 16, fueron alcanzados por las balas frente a su casa. A Balla le dispararon aparentemente por la espalda y, a Souleimane, en el pecho. Un vecino que presenció los asesinatos dijo a Amnistía Internacional que los cascos azules “iban a dispararle a todo lo que se moviera”.

El miércoles 12, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció que el enviado especial a República Centroafricana, Babacar Gaye, había renunciado a su puesto.

“La respuesta inicial de la ONU fue muy displicente”, dijo a IPS la alta asesora de respuesta ante crisis en Amnistía, Joanne Mariner.

“No fue sino hasta que emitimos un comunicado de prensa y este concitó la atención internacional que, repentinamente, el sistema se activó y se tomaron medidas”, señaló.

“Hay una pequeña minoría de soldados que son directamente responsables. Sin embargo, es un problema que atraviesa el sistema. Las personas que cometen estos abusos piensan que pueden salir impunes. No están suficientemente bien entrenadas para cumplir sus responsabilidades del modo adecuado”, agregó.

Según Mariner, “la ONU no tiene el poder para juzgarlos, y eso crea una tensión estructural. Es responsabilidad de la ONU presionar a sus estados miembro para que juzguen a estos individuos”.

“No hemos visto que la ONU estuviera suficientemente vigilante o activa en relación a estos asuntos. Hubo muchas más palabras que acción real. Nosotros simplemente intentamos asegurarnos de que la ONU haga lo que debe hacer”, dijo.

El secretario general de la ONU, Ban-Ki Moon, señaló: “Quiero ser claro en cuanto a que este problema va mucho más allá de una misión o un conflicto o una persona. La explotación y el abuso sexual son una escoria mundial y un desafío sistémico que reclama una respuesta sistémica”.

Añadió que esos flagelos en República Centroamericana serán investigados más en profundidad por un panel independiente externo y de alto nivel, y urgió a las víctimas a sentirse seguras a la hora de denunciar sus casos.

“A menudo les pido a los estados miembros que aporten más mujeres policías, porque muchas víctimas se sienten muy avergonzadas de denunciar estos delitos, y realmente necesitamos que lo hagan”, planteó.

“No toleraré ninguna acción que haga que las personas sustituyan la confianza por el temor. Quienes trabajan para la ONU deben respetar nuestros ideales más altos”, dijo Ban, agregando que las fuerzas no son completamente responsables ante el foro mundial sino ante sus países de origen.

“Quiero que los estados miembros sepan que yo no puedo hacer esto solo. Ellos tienen la responsabilidad última de pedir cuentas al personal uniformado individual, y ellos deben tomar decisivas medidas preventivas y punitivas. Deberían ser llevados a la justicia de acuerdo con las leyes internacionales”, enfatizó.

Antes de desplegar efectivos militares, los estados miembros de la ONU “deberían educarlos y entrenarlos de manera adecuada para (que respeten) la importancia de los derechos humanos y la dignidad humana”, añadió.

 

Editado por Kitty Stapp

 

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Nuevo liderazgo en IPS: abriendo una nueva página

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 14:31

Farhana Haque Rahman, nueva directora general de IPS

Por IPS
ROMA, Aug 14 2015 (IPS)

La recién elegida Junta Directiva de IPS-Inter Press Service, que preside el exembajador de Austria, Walther Lichem, designó el 10 de agosto por aclamación una nueva directora general.

La Junta Directiva eligió y nombró por unanimidad a Farhana Haque Rahman, una periodista con vasta experiencia en materia de comunicación, para dirigir la organización durante los próximos tres años.

Haque Rahman, nacida en Bangladesh y ciudadana canadiense, suma más de 30 años de carrera en posiciones de alto nivel dentro del sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), incluyendo los de jefa de Relaciones con los Medios y Comunicaciones Externas del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y asesora senior en temas de comunicación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Haque Rahman asumirá la dirección general de IPS el 1 de septiembre, cuando reemplazará a Ramesh Jaura, quien se desempeñaba como director general desde abril de 2014.

Al dar la bienvenida a la nueva directora general y agradecer a su antecesor,  el embajador Lichem dijo que el cambio de liderazgo en IPS marca un nuevo enfoque de la organización internacional de información, que la pone en sintonía con los asuntos de gobernanza mundial que impactan a los países del Sur en desarrollo y con su mirada enfocada en los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con el mandato de crear conciencia y poner de relieve asuntos globales de seguridad humana, ambiente, seguridad alimentaria y malnutrición, la organización informativa de más de 50 años – la única en dar voz a los países Sur en colaboración con los más ricos- busca con su nuevo liderazgo tener mayor eficacia y relevancia frente a los cambios demográficos mundiales, aprovechando todas las posibilidades que ofrece la era digital.

Traducido por Verónica Firme/Editado por Estrella Gutiérrez

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Una pequeña isla pide moratoria sobre la explotación de carbón

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 14/08/2015 - 09:30

Anote Tong, presidente de Kiribati, se dirige a un plenario de alto nivel dedicado al cambio climático, realizado en julio de 2015. Crédito: UN Photo/Devra Berkowitz

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Aug 14 2015 (IPS)

Desde hace tiempo se sabe que la pequeña isla de Kiribati, donde viven unas 103.000 personas en medio del océano Pacífico, es uno de los países insulares que corre peligro de desaparecer por el aumento del nivel del mar, acelerado por el recalentamiento planetario.

Cuando falta poco para la cumbre mundial que se realizará en septiembre en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el llamado del presidente de Kiribati, Anote Tong, refleja la gravedad de la situación.

En una carta a los gobernantes de los 193 estados de miembro de la ONU, Tong les urgió a que declaren “una inmediata moratoria global sobre la expansión y las nuevas minas de carbón”, refleja la gravedad del asunto."Vi con mis propios ojos lo que significa el aumento del nivel del mar para la población de Kiribati. No es una proyección o un modelo científico, es real, ocurre ahora y no hará más que empeorar”: Kumi Naidoo.

El llamado a la acción urgente de Tong se produce cuando, además, se acerca la celebración de la 21 Conferencia de las Partes (COP21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se realizará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

En nombre de “una nación que afronta un futuro muy incierto”, señaló que la moratoria “sería un avance positivo para nuestra acción colectiva global contra el cambio climático y tengo la sincera esperanza de que ustedes y sus pueblos den un apoyo positivo a este esfuerzo”.

“La construcción de una sola mina de carbón socava el espíritu y el propósito de cualquier acuerdo que podamos alcanzar, en especial en la COP21 en París; en cambio, frenar la construcción de nuevas minas de carbón ahora permitirá que cualquiera sea el acuerdo que se alcance (en esa cumbre), este sea verdaderamente histórico”, reza la misiva.

El presidente de Kiribati, quien hablará ante la Asamblea General de la ONU el 30 de septiembre, ya cuenta con el fuerte apoyo de la organización ambientalista Greenpeace Internacional.

Al ser consultada sobre cómo incide la extracción de carbón en el recalentamiento planetario, Leanne Minshull, responsable de clima y energía de Greenpeace, dijo a IPS que un tercio de las emisiones de dióxido de carbono proceden de la quema del mineral.

“Y se usa para producir casi 40 por ciento de la energía del mundo”, apuntó.

La minería carbonera, el primer paso del sucio ciclo vital del carbón, es una de las causa de la deforestación y libera importantes cantidades de metales pesados y minerales tóxicos al suelo y el agua, explicó.

“Los efectos de la extracción de carbón persisten durante años. También causan daños a la salud de la gente y a las comunidades en todo el mundo. Mientras la industria carbonera no paga por el daño que causa, el mundo sí lo hace”, remarcó Minshull.

Para evitar las peores consecuencias del cambio climático, como las generalizadas sequías, inundaciones y desplazamientos masivos de personas por la subida del nivel de mar, “necesitamos mantener la temperatura global por debajo de los dos grados centígrados (con respecto a la era preindustrial)”, señaló.

“Para ello, la emisión de gases de efecto invernadero deben alcanzar su máximo en 2015 y de ahí bajar a cero”, remarcó.

Los mayores productores de hulla son Australia, China, Estados Unidos, India y Sudáfrica.

Desde Kiribati, el director ejecutivo de Greenpeace Internacional, Kumi Naidoo, señaló que la población local se niega a que la silencien corporaciones y gobiernos imprudentes que perpetúan el cambio climático, causante de la elevación del nivel del mar.

“Me uno al presidente Tong en su llamado a los gobernantes de las islas que sufren la misma amenaza para que se unan y reclamen justicia climática”, señaló Naidoo.

“Vi con mis propios ojos lo que significa el aumento del nivel del mar para la población de Kiribati. No es una proyección o un modelo científico, es real, ocurre ahora y no hará más que empeorar”, agregó.

En relación con el poder de las corporaciones y la industria del carbón, Minshull dijo a IPS que el sector de los combustibles fósiles tiene una larga historia en Estados Unidos de difundir información falsa sobre las consecuencias del recalentamiento planetario y de recurrir a tácticas turbias para obtener logros legislativos que les beneficien.

También dijo que Greenpeace difundió un excelente informe el año pasado denunciando la influencia de la industria de los combustibles fósiles, incluida la del carbón.

La Unión de Científicos Preocupados señaló: “durante casi tres décadas, muchas de las mayores empresas de combustibles fósiles trabajaron de forma deliberada para engañar a la población sobre las realidades y los riesgos del cambio climático”.

Sus tácticas engañosas quedaron al descubierto en siete “dossiers de engaño”, colecciones de documentos internos de compañías y asociaciones comerciales que se filtraron, se hicieron públicos en procesos judiciales o salieron a la luz pública por pedidos de informes en el marco de la de ley de Libertad de Información (conocida en inglés como Foia).

“Conocemos la ciencia y sabemos que se acerca el final de la época carbonera. Luchar por extraer más carbono sucio solo puede nacer de la ignorancia o de un total desprecio por las millones de personas en riesgo cada vez que se lo quema”, observó Naidoo.

“Necesitamos un liderazgo internacional en este asunto y un abandono planificado del carbón que implique una transición justa para los trabajadores y en consultas con las comunidades afectadas”, declaró.

Una evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, en inglés) destaca que el aumento del nivel del mar proyectado para este siglo presentará “severos riesgos de inundaciones y erosión” para las islas de tierras bajas, con la posibilidad de que se degraden los recursos de agua dulce.

Cada ola enorme conlleva el peligro de generar daños e inundaciones. En algunos lugares, el nivel del mar aumenta 1,2 centímetros por año, cuatros veces más que el promedio mundial.

Es decir que 80 por ciento de las reservas de carbón deberán permanecer inutilizadas si pretendemos tener la posibilidad de proteger a países como Kiribati, Islas Marshall y Filipinas, según Greenpeace.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Verónica Firme

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Crisis política en Brasil: fin de un ciclo sin otro a la vista

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 13/08/2015 - 20:50

La presidenta Dilma Rousseff mientras se pone un sombrero de trabajadora rural, que le regalaron el 13 de agosto en Brasilia, en la clausura de una marcha nacional de mujeres del campo. Mantener sobre su cabeza la jefatura del Estado es una tarea que se complica día a día para la mandataria brasileña. Crédito: Lula Marques/ Agência PT

Por Mario Osava
RÍO DE JANEIRO, Aug 13 2015 (IPS)

La crisis que atormenta a los brasileños es básicamente  política y no permite vislumbrar una salida. Es el fin de un ciclo, según variados análisis, pero no hay indicios de que se esté gestando algo nuevo.

Brasil vive una “crisis de hegemonía”, en que no hay fuerzas políticas con propuestas consistentes y capaces de darle algún rumbo al país en la disputa por el poder, según el director del Instituto Brasileño de Análisis Sociales y Económicos (Ibase), Cándido Grzybowski.

“El riesgo de ese vacío es que puede acontecer una sorpresa, como el ascenso de un ‘salvador de la patria’ al poder”, dijo a IPS. Los ejemplos que suele mencionar van de Adolf Hitler y Benito Mussolini a los más recientes, como Fernando Collor, expresidente brasileño inhabilitado por corrupción en 1992.“La Constitución de 1988 falló al no renovar la política, no cambió las reglas para los partidos, que siguen con el monopolio del proceso electoral. La democracia está aún por hacerse en esa área”: Cándido Grzybowski.

Pero lo más evidente para la población es la economía, que entró en una recesión en 2014 que se pronostica que se prolongue durante 2016, con desempleo e inflación en alza, y el escándalo de corrupción en los negocios de la estatal petrolera Petrobras que ya encarceló a grandes empresarios y amenaza a muchos líderes políticos.

En esa crisis de múltiples dimensiones, la presidenta Dilma Rousseff enfrenta además una rebelión de aliados en la Cámara de Diputados, un rechazo popular récord según las encuestas, presiones por su inhabilitación o renuncia y la reanudación de protestas en las calles, con anunciadas nuevas movilizaciones para el 16 de agosto.

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) perdió, según los términos de Grzybowski, la hegemonía que hizo efectiva con el triunfo de su líder máximo, Luiz Inácio Lula da Silva, en las elecciones presidenciales de 2002.

Resistió el escándalo de 2005, en que tuvo sus principales dirigentes presos, acusados de obtener recursos fraudulentos para sobornar parlamentarios. Por eso logró la reelección de Lula en 2006 e imponer como sucesora a Rousseff, también reelegida en 2013.

Pero las actuales investigaciones del Ministerio Público Federal (fiscalía general) y la Policía Federal sobre el pillaje en los grandes proyectos petroleros son arrolladoras.

El PT es apuntado como principal articulador de la red que desvió, según estimaciones de Petrobras basadas en las investigaciones judiciales, el equivalente a cerca de 1.800 millones de dólares. Dos de sus dirigentes están detenidos desde el 3 de agosto.

Por lo menos 23 acusados decidieron colaborar con la justicia y otros negocian acuerdos de delación para reducir penas, un mecanismo legal brasileño que permite a los jueces obtener informaciones cada día más detalladas y más extensas sobre la corrupción aparentemente generalizada en muchos sectores.

Decenas de empresarios presos, incluyendo los presidentes de las dos mayores constructoras brasileñas, son un resultado parcial del proceso. Pronto será la vez de los políticos que solo pueden ser juzgados por el Supremo Tribunal Federal, un privilegio de los parlamentarios y altos miembros del gobierno.

Ya están involucrados por lo menos 31 legisladores, incluyendo los presidentes de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y del Senado, Renan Calheiros, además de dos gobernadores estadales y 14 exparlamentarios, la mayoría del PT y de su principal socio en la coalición gobernante, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Con el escándalo y su gobierno adoptando políticas económicas que antes condenaba y cometiendo otras incoherencias, el PT sufre disensiones internas, mientras perdió respaldo en sectores antes incondicionales.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, en un acto el 12 de agosto en Brasilia, en que aseguró que viajará por el país para rescatar el apoyo popular para el gobierno y el Partido de los Trabajadores. Crédito: Fabio Rodrigues-Pozzebom/Agência Brasil

“Es el fin de un ciclo del PT hegemónico, en que adoptó prácticas tradicionales de la política brasileña desde el inicio de la República”, en 1889, admitió Tarso Genro,  dirigente e ideólogo del partido, quien fue ministro de Justicia y de Educación con Lula y luego gobernó el estado de Rio Grande do Sul.

Los problemas éticos del PT, al involucrarse con la corrupción, “son un componente secundario, que deriva de la visión política tradicional a que se rindió”, evaluó para IPS.

Para superar su crisis actual “tendrá que reinventarse, preservar su visión utópica, pero eso no significa volver a sus orígenes”, los sindicales de las décadas de los 70 y 80. “Hoy se reconoce que tenemos una sociedad mucho más compleja”, arguyó Genro, abogado ahora dedicado a “refundar” su partido.

Grzybowski duda de la posibilidad de reformar el PT como una fuerza de transformación capaz de recuperar la hegemonía. La razón es que todo el esfuerzo pasa por “un sistema político colonizado, heredado de la dictadura militar”, que no favorece respuestas a las demandas de la sociedad.

“La Constitución de 1988 falló al no renovar la política, no cambió las reglas para los partidos, que siguen con el monopolio del proceso electoral. La democracia está aún por hacerse en esa área”, sostuvo el sociólogo que dirige Ibase, una de las organizaciones no gubernamentales más reconocidas de Brasil.

Esa Constitución, que institucionalizó la redemocratización brasileña tras la dictadura militar de 1964 a 1985, reconoció derechos de variados sectores sociales, como los de los indígenas sobre sus tierras ancestrales, la niñez, los discapacitados, a la vez que detalla los deberes del Estado.

Por eso es atacada por economistas ortodoxos como fuente de gastos públicos crecientes, imponiendo el crónico aumento del déficit fiscal y de la carga tributaria, cuyo agravamiento en los últimos años conspira contra el gobierno de Rousseff. Eso frena el crecimiento económico, aducen.

Pese a esas críticas es prácticamente imposible movilizar multitudes en contra de una Constitución que representa conquistas para la mayoría de la población. Es un factor de estabilidad, que favorece la permanencia de la presidenta, amenazada de inhabilitación u otros mecanismos de destitución legal casi desde que comenzó su segundo cuatrienio, en enero.

La alternativa, en la visión opositora, es mantener un gobierno en agonía hasta enero de 2019, con la economía y la situación social en deterioro.

“Ella enfrenta una crisis anunciada, por las promesas hechas durante la campaña electoral del año pasado”, según João Alberto Capiberibe, senador del Partido Socialista Brasileño, que abandonó la coalición gobernante en 2013.

“Pero la crisis de credibilidad no afecta solo Rousseff, ella es la síntesis de la política nacional, en que también el Congreso Nacional está sumergido en el descrédito”, sentenció a IPS.

El problema no es la Constitución, sino “el clientelismo, el exceso de empleos públicos y la corrupción” que imponen “gastos desenfrenados los gobiernos tanto en el nivel nacional, como estadual y municipal”, opinó el senador.

“Sin cambiar el sistema electoral nada cambia”, afirmó, defendiendo el fin del financiamiento empresarial de las campañas “para que el poder económico no siga determinando quien será elegido”. “Ningún país del mundo gasta tanto como Brasil en su proceso electoral”, acotó.

Pero ese simple cambio no tiene apoyo en el parlamento.

En el Supremo Tribunal sí, una mayoría de seis de sus 11 magistrados consideró inconstitucional el apoyo financiero de empresas a candidatos, acogiendo una acción del Colegio de Abogados de Brasil. El argumento fue que las empresas no tienen derechos políticos.

Pero el pedido de un magistrado de un periodo de tiempo para examinar mejor el asunto, suspendió la publicación del fallo y frustró el movimiento por reducir costos y por ende la corrupción en los procesos electorales brasileños.

Gran parte del dinero desviado de Petrobras se destinó, según los acusados, a financiar campañas electorales y partidos.

Eso y la hegemonía del PT hacen parte de un ciclo que parece terminar en Brasil, pero en el horizonte, por ahora, solo aparecen incertidumbres.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Sustituir grasas trans en EEUU alimentaría deforestación en Asia

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 13/08/2015 - 16:54

Vestigio de palma aceitera en una turbera incendiada. Crédito: Cortesía de Wetland International

Por Zhai Yun Tan
WASHINGTON, Aug 13 2015 (IPS)

En Estados Unidos crece la preocupación sobre los riesgos de las grasas trans desde 1999, por lo que la demanda de aceite de palma, un sustituto barato, más que se duplicó en la última década y se espera que siga aumentando, a la par de la inquietud por la deforestación en varios países del sudeste asiático por su cultivo.

En esa región se produce 85 por ciento del aceite de palma del mundo.

Las grasas trans son un lípido parcialmente hidrogenado que se agrega a muchos alimentos congelados y horneados para mejorar su durabilidad y sumar sabor. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos propuso prohibirlas luego de que estudios demostraron que podían ser causa de enfermedades cardiovasculares, y prohibió efectivamente su uso en julio.

La prohibición, junto con la pujante demanda de China e India, es uno de los varios motivos que muchos expertos atribuyen al aumento de la demanda de aceite de palma.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la demanda mundial de aceite de palma probablemente aumentará 60 por ciento para 2050, en comparación con los registros de 1999.

Las importaciones de este producto en Estados Unidos aumentaron más de 80 por ciento desde ese año, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

“El aceite de palma tiene muchas de las mismas propiedades que posee el aceite hidrogenado; ese es uno de los motivos por los que es tan común como reemplazo”, explicó Lael Goodman, analista de bosques tropicales en la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, en una entrevista con IPS.

“Mientras las empresas se fijan a su alrededor para ver qué usar en vez de estos aceites parcialmente hidrogenados, el aceite de palma es el aceite vegetal más barato del mercado”, agregó.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y Greenpeace Internacional, las plantaciones dedicadas a obtener aceite de palma son la principal causa de deforestación en Indonesia y Malasia.

Aunque Estados Unidos importa la mayor parte de su aceite de palma de Malasia, el aumento de la producción malasia se enlenteció por lo limitado de la tierra y de la mano de obra, señaló el Departamento de Agricultura. Indonesia es el mayor exportador desde 2011.

En este gráfico se responde a la pregunta: ¿Se enlentece la pérdida de bosques primarios en Indonesia? Crédito: Instituto de Recursos Mundiales

Las preocupaciones sobrevienen en un momento en el que Indonesia prevé duplicar su producción de aceite de palma para 2020, en respuesta al aumento de la demanda, aunque ya está sufriendo uno de los registros más elevados de deforestación.

Joko Widodo, presidente de Indonesia, volvió más estricta la moratoria contra la deforestación impuesta este año al país. Sin embargo, la moratoria, que se introdujo en 2011, no ha logrado controlar la expansión de las plantaciones de palma aceitera en bosques primarios y turberas, según el estadounidense Departamento de Agricultura.

Un estudio realizado por investigadores de la estadounidense Universidad de Maryland y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI, en inglés), una organización de expertos con sede en Washington, reveló que Indonesia perdió más de seis millones de hectáreas de bosques primarios entre 2000 y 2012. Esa área equivale a la mitad de la de Gran Bretaña.

“Aún no poseemos datos para 2014 o 2015, y hubo una disminución en 2013, pero el resultado final todavía es que el ritmo de deforestación es uno de los más altos que se hayan registrado en la historia del país”, dijo a IPS el gerente de comunicaciones del Programa de Bosques del WRI, James Anderson.

El país también es conocido por causar contaminación atmosférica en el sudeste asiático, debido a la quema de bosques que a menudo se vincula con el despeje de tierras para plantar palmas aceiteras.

“Cuando se despejan las turberas, que son suelos muy ricos en carbono, pueden arder durante meses o incluso años. Y esto emite muchas partículas a la atmósfera que se propagan por toda Asia y constituyen un enorme problema sanitario cada año”, dijo Goodman.

Los incendios suelen llegar a su clímax cada septiembre. En 2013, Malasia y Singapur se vieron seriamente afectados por la contaminación aérea. El Servicio Meteorológico de Singapur prevé que la neblina que llega desde Indonesia será igual de perjudicial este año, con la llegada de la temporada de El Niño.

Goodman dijo que las empresas, bajo presión del público, han empezado a centrarse en el aceite de palma que no produce deforestación.

“Hay una atención corporativa muy grande sobre de dónde viene el aceite de palma”, señaló la experta.

“Muchos de esos compromisos se iniciaron en 2015, algunos de ellos no empezarán hasta 2020. Apenas estamos comenzando a ver lo que esperemos marque una diferencia en los próximos años”, agregó.

La Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible se creó en 2004 como entidad certificadora de esa sostenibilidad. El sitio web de esa organización sin fines de lucro señala que tiene unos 2.000 miembros, que representan a 40 por ciento de la industria, y que certifica a 20 por ciento del aceite de palma que se produce en el mundo.

En los últimos años, varias empresas, como Dunkin’ Brands, Krispy Kreme y McDonald’s, han asumido compromisos para comprar aceite de palma libre de deforestación.

Global Forest Watch (GFW), una iniciativa del WRI, realiza un seguimiento de las quemas y despejes de bosques en Indonesia. El servicio ofrece, en tiempo real, mapas de deforestación y puntos álgidos para los usuarios.

Según el WRI, entre las empresas que usan el sistema figuran Unilever e integrantes de la Mesa Redonda.

“Muchas empresas carecen de las herramientas para implementar realmente los compromisos, simplemente porque es muy difícil rastrear sus cadenas de suministro para saber si el aceite de palma procede de un lugar que es deforestado”, dijo Sarah Lake, de GFW, en diálogo con IPS.

El servicio GFW, dijo, fue ofrecido sin cargo a las empresas para que reciban alertas y monitoreen sus tierras en casos de deforestación o incendios.

“Nuestro enfoque no es necesariamente reducir el uso de aceite de palma. Este puede ser perfectamente sostenible. Solo es cuestión de asegurarse de que se está obteniendo aceite de palma que no esté vinculado a un comportamiento ambientalmente problemático”, dijo Lake.

 

Editado por Kanya D’Almeida

 

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

La educación como arma contra la intolerancia

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 13/08/2015 - 14:23

El Talibán pakistaní destruyó 838 escuelas entre 2009 y 2012. Crédito: Kulsum Ebrahim/IPS

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Aug 13 2015 (IPS)

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) planea lanzar una campaña mundial contra la intolerancia, el extremismo, el racismo y la xenofobia, valiéndose de jóvenes talentos.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, enfatizó que la educación es la clave. “Si quiere entender el poder de la educación, solo mire cómo los extremistas la combaten”, dijo.

Quisieron matar a la activista adolescente pakistaní Malala Yousafzai y a sus amigas porque eran niñas que querían ir a la escuela, señaló.

Extremistas violentos secuestraron a más de 200 niñas en Chibook, Nigeria, y decenas de estudiantes fueron asesinados en la ciudad keniata de Garissa y en la pakistaní de Peshawar.

“A lo que más temen es a las niñas y a los jóvenes con libros de estudio”, dijo Ban, quien pronto anunciará “un exhaustivo Plan de Acción para Impedir el Extremismo Violento”, junto con la creación de un panel asesor de líderes religiosos a fin de promover el diálogo entre los distintos credos.

Se prevé que el plan se presente ante la 70 sesión de la Asamblea General, que empezará la tercera semana de septiembre.

Como parte de la campaña contra la intolerancia y el extremismo, el Departamento de Información Pública de la ONU seleccionó 10 proyectos de jóvenes de todo el mundo en el marco de un “concurso de diversidad”.

Los proyectos, elegidos de entre 100 propuestas de 31 países, incluyen desafiar la homofobia en India y México, resolver conflictos por el acceso al agua para reducir el conflicto étnico en Burundi, promover la armonía interreligiosa en Pakistán, alentar una mayor aceptación de las poblaciones migrantes en Sudáfrica y promover mayores oportunidades de empleo para mujeres musulmanas en Alemania.

“A lo que más temen es a las niñas y a los jóvenes con libros de estudio”: Ban Ki-moon, secretario general de la ONU
Lara-Zuzan Golesorkhi, estudiante de doctorado e instructora en la New School de Nueva York, presentó uno de los proyectos ganadores. Dijo a IPS que busca abordar uno de los asuntos políticos más debatidos en la Alemania contemporánea: la integración de los inmigrantes musulmanes.

En el centro de estas discusiones, señaló, radica el llamado “debate del velo”, que saltó al primer plano con el caso Ludin en 1998.

Ese año, a Fereshta Ludin, hija de inmigrantes afganos que se cubría con velo típico musulmán, le negaron un empleo como maestra en el sistema de escuelas públicas, con el argumento de una “falta de aptitud personal” que la volvía “inadecuada e incapaz de cumplir con las responsabilidades de una funcionaria pública de acuerdo con el derecho básico alemán”.

La disputa interminable entre Ludin y el sistema judicial alemán provocó el establecimiento de políticas institucionales que implican la prohibición del velo en maestras de escuelas públicas en toda Alemania.

Estas políticas se aplican ya en ocho de los 16 “landers” (estados), pero acaban de ser cuestionadas por la justicia federal, que reclama a los respectivos estados revisar las políticas inherentemente discriminatorias, dijo Golesorkhi, quien es ciudadana alemana y tiene la residencia permanente en Estados Unidos.

El Departamento de Información Pública de la ONU expresó que Golesorkhi volverá a Alemania para desafiar lo que se percibe como discriminación contra las mujeres musulmanas.

Ella pretende solicitar a potenciales empleadores que se comprometan simbólicamente a contratar mujeres musulmanas. También producirá una lista de esos empleadores, para que las mujeres se sientan seguras y empoderadas para postularse en esos lugares.

Según The New York Times, que citó al Servicio de Medios e Información de Estudios Religiosos en Alemania, informó el mes pasado que los musulmanes constituyen alrededor de cinco por ciento de la población de 81 millones, en comparación con 49 millones de cristianos.

El periódico se centró en la creciente controversia relacionada con la renovación de una iglesia abandonada en el distrito obrero de Horn, en Hamburgo, donde se la estaba convirtiendo en una mezquita.

“La iglesia estuvo vacía durante 10 años y a nadie le importó. Pero cuando los musulmanes la compraron, repentinamente pasó a ser un tema de interés”, dijo al diario el director del Centro Islámico Al Nour en Hamburgo, Daniel Abdin.

Golesorkhi dijo a IPS que con su organización no gubernamental “With or Without” (WoW, “con o sin”), en su forma más abstracta, busca abordar la intersección de dos aspectos cruciales de la política alemana: inmigración y religión.

Ambos aspectos han desempeñado un rol significativo en el proceso de creación nacional de Alemania, especialmente en materia de leyes y de composición social diversa del país, así como el desarrollo de la islamofobia y de actos discriminatorios contra los musulmanes.

Esto último se incrementó particularmente desde el 11 de septiembre de 2001, fecha de los atentados fundamentalistas que dejaron 3.000 muertos en Nueva York y Washington.

Según Golesorkhi, la población de musulmanes en Alemania pasó de 2,5 millones en 1990 a 4,1 millones en 2010, y se espera que aumente a casi 5,5 millones en 2030.

Los tres principales países de origen de los inmigrantes musulmanes son Turquía, la ex Yugoslavia y Marruecos.

Esta presencia significativa y en continuo crecimiento ha despertado sentimientos negativos en la sociedad, donde ya en 2008 se consideraba que los musulmanes eran los vecinos más indeseables.

Además de la campaña para que empleadores se comprometan a dar trabajo a mujeres musulmanas (“Yo me comprometo”), el proyecto de Golesorkhi incluye un seminario de “Lista para el Empleo” y una serie de talleres que buscan prepararlas para su inserción en el mercado laboral alemán. Y también una campaña para concientizar sobre las dificultades que ellas enfrentan al buscar trabajo en Alemania.

Editado por Kitty Stapp

 

 

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Viudas afrontan un futuro incierto en Papúa Nueva Guinea

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 13/08/2015 - 09:30

Un número significativo de mujeres, como las integrantes del Grupo de Artesanas del Monte Hagen, en la región de las tierras altas de Papúa Nueva Guinea, sufren las consecuencias del VIH/sida, como viudez y dificultades económicas, entre otras. Crédito: Catherine Wilson/IPS.

Por Catherine Wilson
GOROKA, Papúa Nueva Guinea, Aug 13 2015 (IPS)

Tan solo pasaron seis meses desde que Iveti, de 37 años, perdió a su marido, con quien llevaba 18 casada, y ya está agobiada por todas las dificultades. A esta viuda reciente de Papua Nueva Guinea, el futuro solo le genera preocupación.

Al igual que muchas mujeres casadas en la zona rural de las tierras altas de este país insular del océano Pacífico, tras su matrimonio Iveti se quedó en su casa a cargo de la crianza de sus dos hijos, mientras su esposo era quien trabajaba fuera del hogar y proveía los ingresos de la familia.

“Me preocupa la comida, las cuentas, mis hijos”, reconoció esta madre de una niña de 11 años y un varón que acaba de sobrepasar los 20.“Siempre hubo comida para mis hijos, pero ahora el hombre que suministraba el alimento se fue. Cuando no tenemos nada, hago hielo y lo vendo en el mercado. Sacamos 20 o 30 kinas (entre siete y 10 dólares)”: Iveti, viuda de 37 años.

“Me preocupan los familiares que nos visitan para hacer el duelo, porque tenemos que matar un cerdo o darles algo. ¿Quién tiene dinero para todo eso?”, dijo a IPS con inquietud, sentada en su modesta vivienda a las afueras de Goroka, un pueblo de la provincia de Tierras Altas Orientales.

Iveti vive con sus hijos, su suegra y su hermana.

“Siempre hubo comida para mis hijos, pero ahora el hombre que suministraba el alimento se fue. Cuando no tenemos nada, hago hielo y lo vendo en el mercado. Sacamos 20 o 30 kinas (entre siete y 10 dólares)”, relató.

“Cada dos días pagamos unas 20 kinas por la electricidad y con las 10 (alrededor de 3,60 dólares) restantes compramos una lata de pescado”, detalló.

“Mi hija va a la escuela y gastamos unas cuatro kinas (poco más de un dólar) en su almuerzo”, añado, relatando cada gasto con preocupación.

En Papúa Nueva Guinea, las viudas tienen diferentes experiencias según su situación particular.

La minoría de aquellas que terminaron la educación secundaria y universitaria y cuentan con una fuente propia de ingresos, logran una posición económica sólida que les permite cuidar de sí mismas y de sus hijos.

Pero más de 80 por ciento de la población vive en zonas rurales, donde el acceso a la educación y al empleo es limitado.

Solo alrededor de 36,5 por ciento de las mujeres de las tierras altas saben leer y escribir.

La desigualdad de género se exacerba en Papúa Nueva Guinea por prácticas sociales, como el matrimonio temprano y forzado, la dote y la violencia doméstica y sexual generalizada, que sufren dos de cada tres mujeres en este país de unos siete millones de habitantes.

No existen datos oficiales al respecto, pero la Asociación de Viudas señala que la viudez se extiende de cinco a 30 años.

En las tierras altas, el riesgo de enviudar es mayor por la ocurrencia de guerras tribales. Enfrentamientos entre clanes estallan por disputas por la tierra, los cerdos, el animal de granja más cotizado, o por la reparación de algún perjuicio contra la comunidad.

Y en la mayoría de los casos, la muerte del marido condena a la viuda y a sus hijos a llevar una existencia precaria.

Además, las familias sufren el impacto de la epidemia de VIH/sida.

En 2010, se registraron 31.609 casos de VIH (virus de inmunodeficiencia humana), y la mayor prevalencia, 0,91 por ciento, se encontraba en las tierras altas, un poco por encima del promedio nacional de 0,8 por ciento, el que se estima disminuyó a 0,7 por ciento el año pasado.

Cuando muere el marido, la viuda y sus hijos suelen tener derecho a permanecer en la propiedad. Pero no suele ocurrir lo mismo si la causa de muerte fue el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que soporta un gran estigma social.

Agatha Omanefa, oficial del proyecto Mujeres de la organización Voz de la Familia en las Tierras Altas Orientales, dedicada a asesorar y a apoyar a las familias, dijo a IPS que las familias extendidas fueron tradicionalmente muy protectoras de sus integrantes más vulnerables, pero en los últimos tiempos observa el aumento de casos de hermanos del marido fallecido que intentan reclamar la propiedad.

Cuando la “familia del marido llega para compartir la propiedad, la viuda y sus hijos pierden. A veces inventan historias viejas como ‘tú eres de allá, tú marido de aquí’ y ella necesita a alguien que la ayude a asegurar su tierra”, explicó.

“Tiene un gran impacto en la vida de las viudas, en especial cuando tienen niños pequeños. A menudo tratan de mantener sus pequeñas huertas para el bienestar de sus hijos y el suyo propio”, explicó.

Las familias en Papúa Nueva Guinea suelen ser grandes, con hasta ocho y 10 hijos, y se hace difícil pagar su educación, en especial la secundaria. Los hogares con jefas de hogar tienen una mayor probabilidad de vivir en la pobreza absoluta, según datos oficiales.

Pero una de las mayores amenazas que deben afrontar las viudas es la acusación de hechicería.

En la provincia vecina de Simbu, las mujeres de entre 40 y 65 años tienen seis veces más probabilidades que los hombres de ser acusadas de usar la brujería para causar la muerte o provocar una desgracia a la comunidad, según un informe de la organización humanitaria Oxfam. Las consecuencias, como tortura y asesinato, pueden resultar trágicas.

Además, “crece la preocupación por que las acusaciones de usar la brujería para matar, lastimar o exiliar tengan un motivo económico o personal y se usen para privar a las mujeres de su tierra y su propiedad”, señaló la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas para Violencia contra la Mujer, Rashida Manjoo, en el informe de 2013.

Mientras, las viudas con hijos varones tienen una fuente adicional de protección.

“En nuestra cultura en las tierras altas, cuando tienes un hijo varón nadie te echa porque tendrás más fuerzas gracias a él, pero si una mujer no tiene hijos es más vulnerable”, explicó Irish Kokara, tesorera del Consejo Provincial de Mujeres de las Tierras Altas Orientales.

La presidenta Jenny Gunure señaló que falta conocimiento sobre los derechos y la legislación en relación con las mujeres en el contexto de las aldeas, una situación que su organización trata de corregir mediante un programa de educación para las campesinas, que comenzó el año pasado.

Pero Kokara cree que el riesgo de violencia no disminuirá hasta que no se corrija el comportamiento de los jóvenes, quienes suelen ser responsables de esos delitos en el marco de pandillas de guardianes.

En las últimas semanas, las viudas de todo el país se unieron para reclamar al gobierno leyes que garanticen el reconocimiento de sus derechos.

Editado por Kanya D’Almeida / Traducido por Verónica Firme

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Cada vez más niños y niñas se vuelven un botín de guerra

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Vie, 17/07/2015 - 09:30

Ex niños soldado reclutados por Al Shabaab quedan a cargo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) tras ser capturados por las fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom, en inglés). Crédito: UN Photo/Tobin Jones

Por Beatriz Ciordia
NACIONES UNIDAS /ADDIS ABEBA, Jul 17 2015 (IPS)

Desde Somalia, pasando por Palestina, hasta Ucrania, las guerras someten a millones de niñas y niños al riesgo de abusos durante los conflictos armados.

Los números hablan por sí solos: más de 300.000 niños y niñas soldado sufren explotación en conflictos armados y seis millones padecieron heridas graves o quedaron discapacitados de forma permanente, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Asimismo, se estima que 20 millones de niñas y niños están refugiados en los países vecinos o fueron desplazados en sus propios países a raíz de conflictos y violaciones de derechos humanos.El año pasado fue uno de los peores para los menores afectados por los conflictos armados a raíz del alarmante aumento de secuestros, en especial masivos, de niñas, niños y adultos en Nigeria, Iraq, Siria y Sudán del Sur.

Además, el último informe del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, publicado el 5 de junio, muestra que en muchos países, la situación de la infancia empeora, en vez de mejorar.

“Todavía hay espacio en la agencia individual para fortalecer las salvaguardas hacia la prevención de la violación de los derechos de la infancia”, opinó Dragica Mikavida, de la red Watchlist, que reúne a organizaciones no gubernamentales.

“Por ejemplo, desde hace poco, Watchlist presiona al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU para que cree una política que impida que los países que integran una ‘lista de la vergüenza’ del secretario general aporten efectivos a las fuerzas de paz en terceros países”, añadió en diálogo con IPS.

Jo Becker, directora de derechos de la infancia de la organización Human Rights Watch, coincide en que la ONU puede ayudar de muchas formas a mejorar la protección de menores en conflictos armados.

“Cuando los gobiernos o los grupos armados se niegan a aceptar esas medidas y siguen perpetrando abusos, el Consejo de Seguridad puede ser mucho más agresivo a la hora de imponer sanciones como embargos de armas o prohibiciones de viaje y congelamiento de activos contra los líderes de esos grupos”, explicó a IPS.

“El Consejo de Seguridad, además, debe derivar esos casos a la Corte Penal Internacional para su investigación y posible procesamiento”, añadió.

El año pasado fue uno de los peores para los menores afectados por los conflictos armados a raíz del alarmante aumento de secuestros, en especial masivos, de niñas, niños y adultos en Nigeria, Iraq, Siria y Sudán del Sur.

Además de los secuestros, miles de niñas y niños fueron asesinados en 2014 en diferentes partes del mundo.

En Iraq, por ejemplo, 2014 fue el año que dejó más niñas y niños muertos desde que la ONU comenzó a documentar de forma sistemática las violaciones contra menores en 2008, con casi 700 niños asesinados y casi 1.300 secuestrados, y esos son solo los casos registrados.

Asimismo, en Palestina, el número de menores asesinados por las fuerzas israelíes se disparó a 557, más de los que murieron durante las dos operaciones anteriores sumadas.

A fin de redoblar la lucha contra la violencia, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad el 18 de junio la resolución 2225, que fortalece la movilización de la comunidad internacional en apoyo a los menores en conflictos armados y condena su secuestro.

La resolución, presentada por Malasia y patrocinada por 56 estados miembro de la ONU, agrega al secuestro como la quinta violación que puede colocar a una parte en conflicto en la “lista de la vergüenza” del secretario general.

La lista ayuda a un mayor monitoreo de los secuestros y garantiza que las partes responsables queden incluidas. Una vez en la lista, la ONU puede involucrar a los listados en negociaciones sobre planes de acción para impedir esa y otras violaciones.

La gran mayoría de los secuestros son perpetrados por grupos no estatales, como las organizaciones insurgentes Boko Haram y Estado Islámico (EI), que consideran al secuestro masivo de menores como un símbolo de éxito.

Elevar el perfil del secuestro de niñas y niños al más alto nivel, como en una resolución del Consejo de Seguridad, también confiere a quienes trabajan en la protección de la infancia una mayor capacidad para reclamar respuestas en torno a esta violación atroz.

Sin embargo, como dijo la directora ejecutiva adjunta de Unicef, Yoka Brandt, el secuestro suele ser la primera de en una serie de graves violaciones, seguida de violencia y violación sexual, adoctrinamiento, reclutamiento de niños soldado y asesinatos.

“Cada atentado deteriora al niño o niña. Le roba su infancia y amenaza su capacidad de llevar una vida plena y productiva”, remarcó Brandt en un debate sobre Infancia y Conflictos Armados, realizado en el Consejo de Seguridad el 18 de junio.

También subrayó la importancia de ofrecer apoyo fundamental a los menores tras ser liberados del cautiverio para que puedan desarrollar una “vida normal”.

“Esos niños y niñas son víctimas y hay que tratarlos como tal. Soportan inevitablemente heridas físicas y llevan cicatrices psicológicas”, puntualizó.

La creación de conciencia sigue siendo un punto fundamental en la lucha contra la brutalidad sufrida por los menores en situaciones de conflicto armado.

Las redes sociales han resultado una herramienta valiosa para elevar el perfil público de las atrocidades perpetradas contra niños y niñas, en especial secuestros masivos en contextos como los de Nigeria, Siria e Iraq.

Para Mikavica, de Watchlist, “estas redes sociales contribuyeron a los debates internos de la ONU sobre secuestros de menores, pues el mundo no puede cerrar los ojos a lo que pasó el año pasado”.

“Todo eso derivó en medidas concretas del Consejo de Seguridad en el último debate abierto”, agregó.

Becker recordó que las redes sociales resultaron excepcionalmente efectivas para crear conciencia sobre los secuestros masivos de niñas y niños perpetrados por Boko Haram.

Pero insistió que ellas son tan solo una herramienta, no un sustituto de la acción, que sigue siendo el verdadero desafío para la ONU y otras organizaciones internacionales.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Verónica Firme

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Sociedad civil duda de los resultados de conferencia sobre ayuda

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 16/07/2015 - 21:18

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon (a la izquierda), en una conferencia de prensa en Addis Abeba tras asistir a la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo. Crédito: Eskinder Debebe/ONU

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS/ADDIS ABEBA, Jul 16 2015 (IPS)

La Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo (FPD) de Addis Abeba tuvo un final previsible. La ONU asegura que fue un éxito rotundo, pero gran parte de la sociedad civil no opina lo mismo.

Pocas horas después de la conferencia, celebrada del lunes 13 al miércoles 15 en la capital de Etiopía, la ONU (Organización de las Naciones Unidas) sostuvo que la Agenda de Acción de Addis Abeba (AAAA) es un “acuerdo innovador que brinda una base para implementar” los Objetivos de Desarrollo Sostenible que se adoptarán en una cumbre mundial en septiembre."El resultado no aportará las reformas que necesitamos en campos como el fiscal, que la mayor parte de la sociedad civil pretendía, y que son necesarias para aumentar los recursos disponibles para el desarrollo": Danny Sriskandarajah.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que el acuerdo es un paso fundamental en la construcción de un futuro sostenible para todos, ya que brinda un marco mundial para la financiación del desarrollo sostenible.

“Los resultados aquí en Addis Abeba nos dan las bases para una alianza mundial revitalizada para el desarrollo sostenible que no dejará a nadie atrás”, aseguró.

Pero Danny Sriskandarajah, secretario general de la organización Civicus, con sede en Johannesburgo, discrepa. “Esta semana vimos una señal más de que estamos en el principio del fin del orden mundial del desarrollo posterior a la Segunda Guerra Mundial”, opinó.

Parece que los países ricos no pueden o no quieren aumentar los fondos a la ayuda oficial, que constituyen una fracción de lo que ellos mismos prometieron hace años, añadió.

“Estamos decepcionados porque el proceso de FPD aún no generó recursos para financiar las inversiones necesarias que acaben con la pobreza o tomar medidas significativas para abordar los problemas del sistema financiero internacional”, destacó Sriskandarajah al término de la conferencia el miércoles.

“El resultado no aportará las reformas que necesitamos en campos como el fiscal, que la mayor parte de la sociedad civil pretendía, y que son necesarias para aumentar los recursos disponibles para el desarrollo”, afirmó.

Martin Hojsik, de la organización Action Aid, manifestó que el rechazo a una propuesta para instalar un organismo fiscal mundial es “un fracaso deplorable y un gran golpe a la lucha contra la pobreza y la injusticia”.

A los países en desarrollo, que pierden miles de millones de dólares al año por la evasión fiscal, no se les otorga el mismo peso a la hora de remediar la injusticia de las normas fiscales internacionales, aseguró en diálogo con IPS.

El dinero producto de la evasión podría destinarse a la “educación, salud y otros servicios públicos que reducen la pobreza. Mientras las multinacionales prosperan, los pobres y marginados van a sufrir”, añadió.

“La lucha por un sistema tributario mundial justo no debe y no puede decaer”, advirtió Hojsik.

En un comunicado, la organización humanitaria Oxfam International indicó que el problema irresuelto de las normas fiscales amañadas y el desarrollo privatizado son los principales reveses de la conferencia de Addis Abeba.

Sin embargo, con la tensión que se produjo en las negociaciones no puede haber duda de que la determinación del Sur en desarrollo por una verdadera reforma y cooperación fiscales se hizo sentir, y que no puede ignorarse por mucho tiempo, añadió.

“Una de cada siete personas vive en la pobreza y (la conferencia de) Addis fue una oportunidad en una década para hallar los recursos necesarios que pongan fin a este escándalo”, declaró la directora de Oxfam, Winnie Byanyima.

Pero la AAAA “permitió que los compromisos de ayuda se marchitaran, y se limitó a entregarle el desarrollo al sector privado sin las debidas garantías”, argumentó.

El Sur en desarrollo se mantuvo firme en Addis Abeba sobre la necesidad de crear un órgano fiscal intergubernamental que les dé el mismo peso a sus países para fijar las normas internacionales en materia de fiscalidad, dijo.

“En cambio, vuelven a casa con un compromiso débil, lo que significa que las normas amañadas y la evasión fiscal seguirán robándoles a los pueblos más pobres del mundo”, sostuvo.

Un sistema fiscal justo es vital en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, subrayó Byanyima.

“Los ciudadanos deben poder depender de sus propios gobiernos para que les presten los servicios que necesitan. Pero no es lógico pedirles a los países en desarrollo que recauden más recursos propios si a la vez no se reforma el sistema fiscal mundial que les impide hacerlo”, agregó.

Eric LeCompte, director de la Red Jubileo de Estados Unidos, dijo a IPS que, “aunque se acordó un texto de compromiso sobre el comité fiscal, tenemos el primer acuerdo mundial que toma en cuenta el daño que generan los movimientos financieros ilícitos y pide que cesen para 2030”.

En este momento el mundo en desarrollo pierde un billón de dólares por año por la corrupción y la evasión fiscal, y “esos son recursos que necesitamos para acabar con la pobreza”, aclaró.

En un comunicado conjunto difundido el miércoles 15, las organizaciones  Integridad Financiera Global, Africa Progress Panel y Jubileo de Estados Unidos elogiaron el compromiso mundial para reducir el traspaso de fondos ilícitos oriundo de las economías en desarrollo.

Por primera vez se llegó a un consenso internacional sobre la importancia de un tema que fue objeto de los esfuerzos de cientos de organizaciones de investigación y desarrollo en los últimos 10 años, añadieron.

En concreto, el documento final de Addis Abeba exige a los Estados miembros que “redoblen los esfuerzos para reducir sustancialmente los movimientos financieros ilícitos para 2030, con miras a erradicarlos, incluso mediante la lucha contra la evasión fiscal y la corrupción a través de normas nacionales más fuertes y una mayor cooperación internacional”.

Además, el texto final pide a “las instituciones internacionales y organizaciones regionales competentes que publiquen cálculos sobre el volumen y la composición” de esos movimientos.

En su declaración, la ONU informó que la AAAA contiene más de 100 medidas concretas que abordan a todas las fuentes de financiación y abarcan la cooperación en una amplia gama de temas, como la tecnología, la ciencia, la innovación, el comercio y el desarrollo de capacidades.

La AAAA se basa en los resultados de dos conferencias de FPD anteriores, en Monterrey, México, y en Doha, Qatar.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Jóvenes hondureños lideran inédito movimiento contra corrupción

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 16/07/2015 - 21:03

Ni la lluvia contiene las cada vez más multitudinarias manifestaciones de la semanal Marcha de las Antorchas, promovidas por el movimiento ciudadano de la Oposición Indignada, en la capital de Honduras y en otras 50 ciudades del país. La pacífica protesta demanda la instalación de una Comisión Internacional contra la Impunidad para adecentar la democracia del país. Crédito: Thelma Mejía/IPS

Por Thelma Mejía
TEGUCIGALPA, Jul 16 2015 (IPS)

Honduras vive su propia primavera. Un movimiento ciudadano contra la impunidad y la corrupción, liderado por jóvenes que se movilizan desde las redes sociales, inunda las calles con una semanal marcha de las antorchas contra la corrupción y la impunidad. 

Desde fines de mayo,  el pacífico movimiento juvenil de indignados rompió el cerco mediático y trascendió los liderazgos políticos y sociales, con convocatorias seguidas por cientos de miles de ciudadanos en Tegucigalpa y otras 50 ciudades del país.

Su marcha de las antorchas demanda la instalación de una comisión internacional que ponga fin a la impunidad de la corrupción y adecente las instituciones y la democracia de esta nación centroamericana.“Ahí van esos jóvenes locos, nos decían. Pero después, como por arte de magia, todo cambió y ahora todos los viernes somos miles de personas las que salimos unidas con nuestras antorchas, en paz, a pedir justicia y no más impunidad”: Gabriela Blen.

El llamado movimiento ciudadano de Oposición Indignada aglutina a jóvenes y personas de todas las edades, especialmente de la clase media, que protestan en particular contra el fraude de entre 200 y 300 millones de dólares en el estatal Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

El caso incluye, según las investigaciones, el pago de medicinas vencidas y la compra de equipos con sobreprecio, legitimación de capitales y uso de fondos públicos para financiar la última campaña presidencial del derechista Partido Nacional (PN), en el poder desde 2010.

El del IHSS es el mayor caso de corrupción en el último medio siglo en Honduras y ha desatado una indignación colectiva por las implicaciones que tuvo para la salud de los hondureños, agobiados por la  escasez de medicinas la pública red hospitalaria del país.

El saqueo de la institución que brinda seguridad social a los empleados públicos y privados que cotizan al sistema, ha puesto sobre las cuerdas al gobierno del presidente Juan Orlando Hernández, cuyo cuatrienio comenzó en enero de 2014.

El mandatario ha empujado las investigaciones, pero nunca imaginó que la gota que derramaría el vaso sería el uso de fondos de la salud para financiar la campaña electoral que lo condujo a la Presidencia.

Hasta ahora han trascendido 10 cheques por algo más de 147.000 dólares para la campaña del PN, pero la cifra puede incrementarse si la investigación llega a fondo, dicen los expertos.

Hernández asegura que el partido devolverá el dinero y niega su implicación en el escándalo.

Hay una docena de procesados por la justicia, entre ellos exviceministros de Salud, un exgerente del IHSS y un influyente empresario. Pero se asegura que la lista crecerá y que entre próximos implicados habría figuras poderosas del partido gobernante.

“Este saqueo de fondos, el conocer casos de amigos que sus parientes se murieron en el Seguro Social por falta de medicinas, fue lo que nos unió”, comentó a IPS la joven Gabriela Blen, activista fundadora de Oposición Indignada.

“En las redes comentábamos que los jóvenes no podíamos ser tan indiferentes y así fue naciendo la idea de la marcha de las antorchas”, detalló.Cóctel de desigualdad, corrupción y violencia

Con una población de 8,4 millones de habitantes, en Honduras 60 por ciento de los hogares viven en condiciones de pobreza y 40 por ciento en extrema pobreza, según cifras oficiales. En términos de corrupción, Honduras figura en la lista de países latinoamericanos más corruptos, junto a Venezuela, Paraguay y Nicaragua, según Transparencia Internacional.

Sumado a la corrupción y la impunidad que ello conlleva, otro lastre que aqueja el país es la inseguridad por la violencia común y organizada. La tasa de homicidios para el 2014 fue de 68 por cada 100.000 habitantes, de acuerdo al Observatorio de la Violencia de la estatal Universidad Nacional Autónoma, lo que vuelve al país uno de los más violentos del mundo.

Más de 60 por ciento de la población hondureña es joven y de acuerdo al organismo humanitario Casa Alianza, el país vive una estigmatización hacia los jóvenes, producto de la violencia, mientras carece de políticas de inclusión. En los últimos 13 meses esa institución registró el asesinato de 1.076 personas entre 13 a 27 años.

Blen, de 27 años, recordó que “al principio éramos pocos, apenas unas 50 o 100 personas que nos manifestamos frente al edificio del Seguro Social. Ahí van esos jóvenes locos, nos decían”.

“Pero después, como por arte de magia, todo cambió y ahora todos los viernes somos miles de personas las que salimos unidas con nuestras antorchas, en paz, a pedir justicia y no más impunidad”, agregó.

Blen asegura que Honduras ha despertado.

Cada viernes en Tegucigalpa, los sábados y domingos en otras 50 ciudades del país,  cientos de miles de indignados salen con sus antorchas a pedir la instalación de una Comisión Internacional contra la Impunidad (CICI-H), similar a la que opera en Guatemala desde 2007.

Su explosión rompió el silencio de los medios sobre el movimiento, que ahora sí cubre el fenómeno, aunque todavía en forma marginal o para descalificarlo.

En contrapartida, Oposición Indignada cuenta con amplia simpatía ciudadana y el reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Embajada de Estados Unidos.

Miembros del movimiento se han reunido con representantes de ambas instituciones para pedir apoyo a la instalación de la CICI-H.

Eugenio Sosa, experto en movimientos sociales, analizó para IPS que Oposición Indignada llena las características propias de un movimiento social del siglo XXI.

“Son movimientos ciudadanos donde la estructura que convoca no es la organización clásica dura, jerárquica, sino que son mandos horizontales y fluidos, por eso ha rebasado los liderazgos políticos, gremiales y sociales del país”, consideró.

Para este sociólogo, “se mueven alrededor de temas y en este caso es la corrupción, en especial en el Seguro Social. Es un movimiento de clase media y también de un nuevo relevo generacional que impugna a la actual clase política”.

“Honduras vive una coyuntura histórica interesante”, sentenció.

El gobierno hasta ahora ha ignorado el clamor de las calles y ha presentado una propuesta integral de combate a la impunidad y la corrupción, que excluye instalar la demandada comisión internacional.

Un plan que los manifestantes rechazan.

Hernández llamó a un diálogo nacional pero sin incorporar a la oposición política ni al movimiento de los indignados. Aunque el presidente dice que su diálogo “es incluyente y sin condiciones”, hasta ahora solo se ha convocado a actores tradicionales y una treintena de sectores afines.

En un intento por salir del laberinto de la impugnación social en que está metido, el mandatario hondureño también pidió apoyo a la ONU y a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que faciliten el diálogo.

La ONU respondió con una misión exploratoria que dará su informe en unas semanas y la OEA aún no designa sus facilitadores pero aceptó la mediación.

En una visita a Honduras el 8 de este mes,  el consejero especial del departamento de Estado de Estados Unidos, Thomas Shannon, calificó la marcha de las antorchas como una genuina expresión democrática y exhortó al gobierno a “escuchar al pueblo”.

Shannon, quien visitó el país dentro de una gira que también incluyó El Salvador y Guatemala, planteó que “sería inteligente” que tanto Tegucigalpa como San Salvador contemplaran una comisión internacional contra la impunidad.

Edmundo Orellana, ex fiscal general del Ministerio Público, dijo a IPS que el panorama del país se complica porque nunca un gobernante había sido tan impugnado durante su gestión.

El movimiento de los indignados dice que no dialogará con el gobierno si antes no se instala la CICI-H.

“No dejan de tener razón pues si el círculo cercano al presidente está salpicado con la corrupción del Seguro, no cabe un diálogo, sino un juicio político”, afirmó Orellana, el primer fiscal general del país y con gran prestigio en el país.

Honduras, acotó, está en una crisis de legitimidad que se arrastra desde el golpe de Estado de 2009 y el presidente perdió “credibilidad, poder de convocatoria y más bien está sometiendo al Estado a su servicio y no al de la institucionalidad”.

Orellana se refirió así al férreo control que Hernández tiene sobre los tres poderes del Estado y del propio Ministerio Público.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

El terror es un arma eficaz contra la educación en Pakistán

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 16/07/2015 - 18:08

Niñas encienden velas en recuerdo de las 145 víctimas del atentado contra la Escuela Pública del Ejército en Peshawar, Pakistán, en diciembre de 2014. Crédito: Ashfaq Yusufzai/IPS

Por Ashfaq Yusufzai y Kanya D'Almeida
PESHAWAR, Pakistán/NACIONES UNIDAS, Jul 16 2015 (IPS)

Pasaron siete meses desde que un grupo de hombres armados mató a 145 personas, incluidos 132 alumnos, en un atentado contra la Escuela Pública del Ejército en la norteña provincia de Jyber Pajtunjwa (JP), en Pakistán.

La tragedia ya no ocupa los titulares internacionales, pero las familias de las víctimas y sobrevivientes del tiroteo perpetrado por el movimiento extremista Talibán de Pakistán la recuerdan como si hubiera sucedido hoy."Desde que murió, hay un silencio absoluto en casa. Nadie quiere hablar. Asfand era bromista y contagiaba la risa. Ahora nos ha dejado, no hay nada que decir”: Shahana Khan.

En declaraciones a IPS en su casa en Peshawar, la capital de JP y el sitio donde sucedió el ataque contra la escuela el 16 de diciembre de 2014, Shahana Khan no para de llorar.

Su hijo Asfand, de 15 años y alumno de décimo grado en la escuela, fue una de las víctimas de las balas.

“Desde que murió, hay un silencio absoluto en casa. Nadie quiere hablar. Asfand era bromista y contagiaba la risa. Ahora nos ha dejado, no hay nada que decir”, logra expresar Shahana a través de su tristeza.

La hermana de Asfand, de 11 años, y su hermano de siete tienen sentimientos similares. Al igual que otros niños que vivieron la tragedia, parecen haber envejecido más allá de sus años.

La escuela reabrió un mes después de la tragedia, pero durante meses muchas familias tuvieron miedo de enviar a sus hijos a estudiar. Aunque los alumnos vuelven gradualmente a ocupar las aulas, el terror está por doquier.

Este trauma es uno de los obstáculos que impiden que el gobierno de Pakistán logre sus metas educativas para este país del sur de Asia de 192 millones de personas.

Las escuelas bajo ataque

Pakistán ha estado rezagado en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó en 2000 y que vencen a fines de 2015.

En marzo el Ministerio de Educación publicó las estadísticas educativas correspondientes a 2013-2014, que indican la improbabilidad de que el Estado alcance la educación primaria universal para este año, a pesar de las numerosas promesas en el papel.

Pakistán tiene más de 260.000 escuelas, públicas y privadas, donde 1,5 millones de docentes enseñan a 42,9 millones de alumnos y alumnas.

Pero según el informe Educación para Todos 2015, correspondiente a Pakistán y publicado junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), también hay 6,7 millones de niños y niñas que no asisten a la escuela, una de las tasas más altas del mundo.

Los datos indican que hay 21,4 millones de niños matriculados en la enseñanza primaria, pero que solo 66 por ciento continuará hasta quinto grado y que 33,2 por ciento abandonará antes de completar el nivel primario.

Según los expertos, el pésimo estado de la educación en las conflictivas provincias del norte es culpa en gran parte de la violencia extremista.

Un soldado en la Escuela Pública del Ejército, tras el atentado de diciembre de 2014. Crédito: Ashfaq Yusufzai/IPS

Umar Farooq, un funcionario en las Áreas Tribales bajo Administración Federal (FATA), señaló a IPS que unos 200.000 niños y niñas en su región están fuera del sistema de enseñanza, principalmente por la sistemática ofensiva del Talibán contra la educación laica.

En los últimos 12 años, el grupo fundamentalista destruyó 850 escuelas, incluidas 500 dedicadas exclusivamente a las niñas, explicó.

Las “FATA tienen la tasa de matriculación primaria más baja del país, con apenas 35 por ciento”, añadió.

Antes del tiroteo en la escuela pública de Peshawar, un informe publicado por la Coalición Mundial para la Protección de la Educación ante los Atentados, señala que Pakistán es uno de los países más peligrosos del mundo para estudiar o dar clase, a la par de Afganistán, Colombia, Somalia, Siria y Sudán.

En el lapso que abarca el informe, de 2009 a 2012, grupos armados en Pakistán atacaron 838 escuelas.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán informó que 50 personas murieron, que 105 resultaron heridas y 138 fueron secuestradas, entre alumnos y personal docente, en esos ataques.

Ishtiaqullah Khan, subdirector de la Dirección de Educación de las FATA, dijo a IPS que las tasas de matriculación y abandono fluctúan en función de la actividad de los insurgentes.

Entre 2007 y 2013, por ejemplo, cuando el Talibán intensificó su presencia, la tasa de abandono escolar llegó a 73 por ciento.

Basado en cifras oficiales, Khan afirmó que 550.000 niños y niñas de las FATA dejaron de estudiar en la última década. Los números no mejoran en otras provincias del norte.

Las imágenes de sus compañeros muertos o heridos perduran en la memoria de los alumnos de la escuela atacada, siete meses después de la masacre. Crédito: Ashfaq Yusufzai/IPS

En 2014, cuando una operación militar destinada a eliminar a los grupos armados expulsó a casi 500.000 personas de sus hogares en la Agencia de Waziristán del Norte, miles de niños dejaron de estudiar, internados en campos de refugiados en la ciudad de Bannu, en la provincia de JP.

Un informe de la ONU en julio de 2014 reveló que casi 100 por ciento de las niñas y niños desplazados de Waziristán del Norte no recibían educación formal alguna en los campamentos de refugiados.

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios advirtió que la mediocre tasa de matriculación primaria en JP, de 37 por ciento, empeoraría a raíz de los desplazamientos, ya que 80 por ciento de los 520.000 refugiados ocuparon edificios escolares para residir en ellos.

El director de educación en JP, Ghulam Sarwar, dijo a IPS que el Talibán destruyó 467 escuelas en la provincia en la última década y aniquiló el sistema escolar en el distrito de Swat, donde en 2012 el tiroteo de Malala Yousafzai, la joven que ganó el Nobel Premio de la Paz en 2014, conmocionó al mundo entero.

Tras años de ataques contra la educación, los fantasmas de la tragedia del 16 de diciembre solo agravan el trauma que padecen alumnos y padres por igual.

Superar el trauma

Khadim Hussain, director de la Fundación Educativa Bacha Khan, de Peshawar, dijo a IPS que el Talibán “prospera con el analfabetismo”, ya que se aprovecha de los sectores ignorantes de la población para “mantenerlos a raya”.

Por este motivo, subrayó, la educación en Pakistán es más importante ahora que nunca, ya que es el arma más sostenible para combatir al extremismo.

En octubre de 2014, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia anunció que había entregado útiles escolares por valor de 14,4 millones de dólares, donados por el Fondo Saudita para el Desarrollo, al departamento de educación de JP.

Los fondos estaban destinados a mejorar las instalaciones de más de 1.000 escuelas en JP y las FATA, donde asisten 128.000 estudiantes.

Fue un momento promisorio, que quedó opacado dos meses más tarde por el atentado contra la Escuela Pública del Ejército en Peshawar.

La masacre sigue viva en el recuerdo de la gente, por lo que las sugerencias de Hussain parecen más viables en la teoría que en la práctica.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Nuevo censo revela desoladora desigualdad en India

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Jue, 16/07/2015 - 13:17

India es la tercera economía de Asia y desempeña un destacado papel en la geopolítica mundial. Sin embargo, el primer Censo Socioeconómico y de Castas revela un panorama desolador de privaciones para parte de su población, pese a la multimillonaria inversión en programas sociales. El estudio, realizado en 640 distritos a instancias del Ministerio de […]

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Iniciar pronto la terapia del VIH podría mejorar la supervivencia en personas recién diagnosticadas de tuberculosis

gTt-VIH - La noticia del día - Jue, 16/07/2015 - 10:12

El tratamiento de la tuberculosis en una persona con VIH tiene diversos retos: por una parte, rifampicina –fármaco clave en la primera línea de tratamiento– presenta interacciones con los antirretrovirales de la familia de los inhibidores de la proteasa (IP) y los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósido (ITINN). En el caso de que el uso de IP sea imprescindible, se puede sustituir rifampicina por rifabutina, lo que dificulta el tratamiento antituberculoso. Asimismo, dependiendo del recuento de CD4 la co-administración de TARGA con el tratamiento para la tuberculosis puede provocar el síndrome inflamatorio de reconstitución inmunitaria (SIRI), agravando los síntomas de la tuberculosis durante las primeras semanas de tratamiento. Por último, la elevada cantidad de pastillas puede ser un reto para personas recién diagnosticadas de sida: la tuberculosis es una enfermedad oportunista definitoria de sida y muchos debutan a través de ésta. 

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

América Latina al rescate de sus jóvenes del trabajo informal

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Mié, 15/07/2015 - 21:23

Una joven vendedora ambulante de pastelillos típicos argentinos, en un mercado callejero montado en las inmediaciones de la Plaza de los dos Congresos, en Buenos Aires. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

Por Fabiana Frayssinet
BUENOS AIRES, Jul 15 2015 (IPS)

El alto desempleo y el trabajo informal agobian a los 56 millones de jóvenes que integran la fuerza laboral de América Latina. Los gobiernos de la región comenzaron a innovar sus políticas para afrontar un problema que precariza el futuro de las nuevas generaciones y el de sus sociedades.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en la región la tasa de desempleo de los jóvenes, aquellos que tienen entre 14 y 25 años, triplica la de los adultos.

Esa es apenas una arista menor del problema, según el coordinador del estudio, el peruano Guillermo Dema. “A pesar de la contundencia de estos datos, el principal problema que aqueja a los jóvenes latinoamericanos  es la precariedad y la mala  calidad del empleo al que tienen acceso”, señaló a IPS.“Seis de cada 10 empleos disponibles para los jóvenes actualmente son en condiciones de informalidad. En general se trata de puestos de trabajo de mala calidad y escasa productividad, con salarios bajos, sin estabilidad ni perspectivas, sin protección social ni derechos”: Guillermo Dema.

Los jóvenes desocupados suman siete millones, representando 40 por ciento del desempleo total. Pero, en lo que agrava el fenómeno, otros 27 millones tienen trabajos precarios.  En total, la población juvenil latinoamericana está en torno a 108 millones de personas.

“Seis de cada 10 empleos disponibles para los jóvenes actualmente son en condiciones de informalidad. En general se trata de puestos de trabajo de mala calidad y escasa productividad, con salarios bajos, sin estabilidad ni perspectivas, sin protección social ni derechos”, puntualizó Dema.

“Un empleado informal no cuenta con seguridad en su empleo, cobertura de salud, representación sindical, ni aportes jubilatorios. Esto implica que los trabajadores no registrados no gozan de un empleo decente”, detalló Gala Díaz Langou, del argentino Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento.

En síntesis, “ven sus derechos laborales básicos vulnerados, y tampoco pueden abogar por ellos a través de la representación y el diálogo social”, analizó para IPS.

La informalidad laboral se acentúa entre quienes menos tienen. De los jóvenes dentro del 20 por ciento más pobre, apenas 22 por ciento cuenta con un contrato escrito, y la afiliación a la seguridad social apenas supera la tasa de 12 por ciento, indica la OIT.

Pero el fenómeno de la precariedad también afecta a los jóvenes de clase media, e incluso a los que tienen estudios superiores.

Variados responsables

“El gran problema para conseguir un trabajo serio hoy en día es lo que llamo el ‘ciclo vicioso’. Para tener un trabajo te piden que tengas experiencia pero para tener experiencia necesitas un trabajo”, explicó a IPS Hernán F, un argentino de 23 años, que compagina trabajo y estudios universitarios y habla varios idiomas.

“Obviamente que habiendo estudiado en una universidad se llega más lejos. Pero es ahí donde se encuentra la gran diferencia entre universidades ‘buenas’ y universidades ‘malas’. Las buenas, reconocidas y con buen nombre, te abren muchísimas más puertas para que puedas hacer pasantías, aunque muy mal pagadas, en mejores lugares”, comparó el joven que pidió no dar su apellido.

La mayor parte de los empleos precarios está generalmente en pequeñas y micro empresas no legalizadas. Pero también lo padece 32 por ciento de los jóvenes que trabajan en empresas formales, detalla la OIT.

La tasa de informalidad entre los jóvenes asalariados llega a 45,4 por ciento, mientras que entre aquellos que trabajan por cuenta propia, la informalidad trepa a 86 por ciento.

“Cuando uno es joven no piensa en el futuro, en su jubilación. Piensa en lo presente, en su alquiler, en sus vacaciones. Entonces no te importa estar en negro (no registrado). Lo que te importa es tener trabajo, y probablemente ganando un poquito más de lo que ganarías si estuvieras en blanco (regularizado)”, reflexionó Hernán F.

Pero para él, que trabajó en negro en un hotel boutique de Buenos Aires, el problema “no está en el joven”.

“La culpa la tiene el capitalismo que creó este sistema y esta gente que te contrata en negro. Quieren dinero, más y más fácil. Te hacen esconder en los baños cuando llega la fiscalización a controlar a su hotel. Y la culpa la tiene también el Estado que no fiscaliza como debe o permite que se sobornen inspectores laborales”, relató.

Dema considera que la informalidad contribuye “a crear desaliento y frustración entre quienes sienten que no encuentran las oportunidades que se merecen”.

“Esto tiene repercusiones sociales, económicas y políticas, ya que se puede traducir en situaciones de cuestionamiento del sistema, inestabilidad y marginalización que pueden afectar a la gobernabilidad”, advirtió.

Además esa situación, perpetúa los ciclos de pobreza y dificulta la lucha contra la desigualdad.

“Menores salarios, inestabilidad laboral, precarias condiciones de trabajo, carencia de coberturas asociadas a la seguridad social y ausencia de representación y dialogo social sitúan a los trabajadores informales como un grupo vulnerable”, destacó el especialista.

Pese a sus baches, puntualizó, la región está mejorando “de manera lenta”.

Del 2009 al 2013, la informalidad laboral de los jóvenes en la región cayó de 60 a 47 por ciento, aunque con algunas excepciones como las de Honduras, Paraguay y Perú.

Políticas innovadoras al rescate

Dema lo  atribuye a intervenciones gubernamentales, que recoge el informe de la OIT, lanzado en abril por su oficina regional en Lima y titulado promisoriamente  “Formalizando la informalidad juvenil: Experiencias innovadoras en América Latina y El Caribe”.

Con esa meta, sostuvo, han surgido iniciativas que “se concentran en la combinación de componentes para la estrategia de formalización y su adaptación a la heterogeneidad de la economía y el empleo informal” y que se combinan con estrategias para el primer empleo decente.

Mencionó la brasileña Ley del Aprendiz,  que introduce un contrato especial de trabajo para jóvenes como aprendices, con una duración máxima de dos años.

La norma establece que todas las empresas medianas y grandes están obligadas a contratar aprendices entre 14 y 24 años, que representen entre cinco y 15 por ciento de su plantilla.

También citó el chileno Subsidio al Empleo Joven , la mexicana Ley de Fomento al Primer Empleo, la uruguaya  Ley de Empleo Juvenil, instrumentos “que prevén subsidios monetarios, salariales o en los aportes a la seguridad social o a los impuestos” .

Díaz Langou sumó al argentino Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, para quienes tengan entre 18 y 24 años.

“Fue una intervención muy interesante y exitosa que se propuso combinar instancias formativas con políticas activas de empleo, para lograr una mejor inserción laboral de este grupo etario”, recordó.

Dema citó también programas mexicanos destinados a promover la regularización laboral,  como el llamado Crezcamos Juntos, que “incorpora los conceptos de gradualidad, asesoramiento y apoyo en el tránsito de la informalidad a la formalidad”.

Otro modelo, detalló el especialista, lo ofrece Colombia con sus brigadas para la formalización,  que incorporan beneficios y servicios para las empresas que regularicen su actividad y sus trabajadores.

Estas iniciativas se complementan con políticas de protección social.

“En Argentina, la Asignación Universal por Hijo es compatible con los trabajadores inscritos en el monotributo social y los registrados en el régimen de servicio doméstico. En Colombia, la Ley de Formalización y Generación de Empleo establece una coordinación de los contratos bajo esta norma con el programa Familias en Acción y  el Seguro Subsidiario de Salud”, ejemplificó.

Díaz Langou  subrayó que de la experiencia internacional, se aprendió que una de las políticas que mejor funciona es la generación de incentivos a la demanda laboral para trabajadores jóvenes, como subsidios a las empresas que los contraten.

“Pero estos efectos son mucho mejores para los varones que para las mujeres. Las políticas dirigidas a mejorar las capacidades de los jóvenes mediante la formación tiene efectos más modestos en los ingresos laborales de los jóvenes y también presentan disparidades por género”, aclaró.

Editado por Estrella Gutiérrez

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Enfermera en Camerún y esclava en Kuwait

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Mié, 15/07/2015 - 20:49

La falta de trabajo lleva a muchas jóvenes de Camerún a buscar empleo en el exterior, a veces con consecuencias terribles. Crédito: Ngala Killian Chimtom/IPS

Por Ngala Kilian Chimtom
YAUNDÉ, Jul 15 2015 (IPS)

Los relatos de mujeres africanas que buscan empleo en Kuwait y otros países de Medio Oriente y, en cambio, encuentran la esclavitud provocan indignación.

Susan, un nombre ficticio a su pedido, le contó entre sollozos a IPS cómo partió de Camerún en 2013 con la esperanza de encontrar trabajo en Kuwait."Nos llevaron a todas a una pequeña habitación. Había muchas chicas allí: ghanesas, nigerianas y tunecinas… (entonces) vinieron los postores y nos vendieron como si fuéramos mercancía”: Susan, joven camerunesa.

“Vi carteleras en mi ciudad con avisos laborales” que “anunciaban puestos de trabajo para enfermeras y empleadas domésticas en Kuwait. Como enfermera que soy y sin trabajo en Camerún, me decidí a tomar la oportunidad”, explicó la joven de 28 años.

Con la ayuda de un agente cuyos datos de contacto encontró en la cartelera, Susan tomó un avión con destino a Kuwait.

Estaba entusiasmada con la perspectiva de ganar hasta 420 dólares al mes. Esa es la suma que le había asegurado el agente, y era muy tentadora en comparación con los cerca de 75 dólares que habría ganado en Camerún, de haber tenido un empleo.

“Trabajamos en colaboración con empresas de Medio Oriente para que, cuando estas señoras van, no tengan que empezar a buscar empleo”, sostuvo Ernest Kongnyuy, un agente en Yaundé, en diálogo con IPS.

Pero la historia cambió radicalmente cuando Susan y 46 camerunesas más llegaron a Kuwait el 8 de noviembre de 2013.

“Nos llevaron a todas a una pequeña habitación. Había muchas chicas allí: ghanesas, nigerianas y tunecinas”, recordó Susan. Entonces “vinieron los postores y nos vendieron como si fuéramos mercancía”, aseguró.

A Susan se la llevó un egipcio. “Creo que en su casa me hice una idea de lo que es el infierno”, comentó, mientras las lágrimas le corrían por las mejillas.

Su jornada de trabajo empezaba a las cinco de la mañana y terminaba después de la medianoche. Con frecuencia se iba a la cama sin haber comido.

Numerosas veces el hombre trató de violarla, pero cuando ella amenazó con denunciar el caso a la policía, le respondía con amenazas. “Me dijo que le pagaría a la policía para poder violarme y matarme, y que el caso no llegaría a ninguna parte”, afirmó.

Aislada de toda comunicación con el mundo exterior, Susan dice que encontró consuelo solo en su fe. “Recé… le rogué ayuda a Dios”, contó.

Pero su caso no es el único. Brenda, otro camerunesa que tuvo la suerte de poder escapar, cuenta una experiencia similar en Kuwait. Ella tenía que lavar las mascotas de su amo, que incluía a gatos y serpientes.

“Compartía el mismo inodoro que los gatos… Los llamaba mis hermanos, porque eran las únicas ‘personas’ con las que conversaba”, expresó.

Cuando ya no aguantaron más, las dos mujeres les comunicaron a sus empleadores que no estaban dispuestas a seguir trabajando. Brenda dice que, cuando ella insistió, fue expulsada de la casa.

“En ese momento estaba débil, estaba muriéndome en verdad y no sabía a dónde ir”, destacó. Después de vagar durante dos días se encontró con la embajada de la República Centroafricana y durmió durante dos días más frente al edificio antes de que la rescataran.

Entre tanto, a Susan la encerraron en el baúl de un automóvil y la llevaron al agente que la había traído desde el aeropuerto.

“Los hechos se sucedieron con tanta rapidez que me encontré pasando una semana en la cárcel de inmigración y tres días más en la cárcel de deportación”, explicó.

Finalmente, cuando las dos fueron puestas en un vuelo con destino a Camerún, les confiscaron sus pertenencias, a excepción de sus pasaportes y la ropa que llevaban puesta.

La magnitud del problema es preocupante. El Índice Mundial de la Esclavitud, que publica anualmente la fundación australiana Walk Free, calcula que en 2013 había 750.000 personas esclavizadas en Medio Oriente y el norte de África.

Según el informe, en los últimos siete años Arabia Saudita y Kuwait clasificaron en el nivel tres de los países donde se produce trata de seres humanos y abusos laborales.

El nivel tres indica que los gobiernos no cumplen plenamente con las normas mínimas referidas a la trata de personas ni toman las medidas necesarias para remediarlo.

Aparte de África, personas de India, Nepal, Uzbekistán y demás países “migran voluntariamente en busca de trabajo doméstico, convencidas por la promesa de obtener empleo redituable que les hacen las agencias de empleo”, amplía el informe.

“Al ingresar al país se encuentran engañadas y esclavizadas, dentro de los límites de un sistema de patrocinio legal”, añade.

Susan y Brenda volvieron a sus países, pero aún sufren por el trauma que les causó la terrible experiencia en Kuwait.

El Centro de Trauma para las Víctimas de la Trata de Personas en Camerún les ofreció ayuda. “Intentamos que se sientan como en casa”, señaló Beatriz Titanji, vicepresidenta de la institución.

“Estuvieron expuestas a malos tratos. Les dijeron que eran animales… que apestaban, y cuando ingresaban a un auto o una habitación, aplicaban un aerosol para quitar el supuesto olor… No puedo imaginarme que trataran a un hijo mío de esa manera”, manifestó a IPS.

Titanji reclamó al gobierno que investigue y procese a los agentes, genere puestos de trabajo y vigile los aeropuertos para evitar que los ciudadanos de Camerún busquen  trabajo en Medio Oriente.

Editado por Phil Harris / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

La ayuda humanitaria se pierde en las promesas

Agencia de Noticias Inter Press Service (IPS) - Mié, 15/07/2015 - 18:05

La violencia en India interrumpió el ciclo escolar de cientos de niños como este. Crédito: Priyanka Borpujari/IPS

Por Thalif Deen
NACIONES UNIDAS, Jul 15 2015 (IPS)

La multimillonaria ayuda que la comunidad internacional promete para la reconstrucción de zonas afectadas por la guerra o con otros fines humanitarios suele entregarse de forma tardía, parcialmente o no se entrega en lo absoluto.

Esta situación afecta más que nada a las víctimas, en su mayoría civiles, de las zonas en conflicto, como sucede en Gaza, Líbano, Siria y Yemen.

Pero también se extiende a los países devastados por terremotos, como Haití y Nepal, y al menos a tres países africanos donde se concentró la epidemia del virus del ébola."Encontramos que, en promedio, los donantes entregan menos de la mitad de lo que prometieron (47 por ciento). Pero, incluso ese porcentaje podría exagerar la cantidad que realmente les llega a los países": Gregory Adams.

En una conferencia internacional sobre la recuperación del ébola realizada en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York el 9 y 10 de este mes, los gobiernos de Guinea, Liberia y Sierra Leona solicitaron más de 3.200 millones de dólares de ayuda humanitaria con ese fin. Y los donantes prometieron que cumplirían con el pedido.

¿Pero cuánto de lo prometido se entregará, y cuándo?

En una sesión de preguntas, Matthew Lee, un periodista de Inner City Press (ICP), le preguntó a Helen Clark, administradora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), qué medidas se están tomando para garantizar que la ayuda prometida efectivamente se cumpla.

El PNUD se pondrá en contacto con los donantes, respondió.

“¿Pero informarán públicamente sobre los que no pagaron?”, se preguntó Lee en su blog.

“No parece que el PNUD aplique mecanismo alguno para reportar sobre el cumplimiento de las promesas referidas al ébola” anunciadas este mes, añadió.

“Si el sistema de la ONU va a anunciar este tipo de promesas, debería monitorearlas”, sugirió.

En Yemen, mientras que la coalición liderada por Arabia Saudita bombardea al país, parece extraño alabar la promesa de ayuda condicional, especialmente porque aún no se ha pagado, comentó Lee.

Gregory Adams, director de Eficacia de la Ayuda en Oxfam, que realiza un seguimiento de las promesas de ayuda, dijo a IPS que antes de la conferencia sobre el ébola de este mes su organización humanitaria analizó tres crisis pasadas para verificar si los donantes cumplían con lo prometido.

“Encontramos que, en promedio, los donantes entregan menos de la mitad de lo que prometieron (47 por ciento). Pero, incluso ese porcentaje podría exagerar la cantidad que realmente les llega a los países”, afirmó.

Por ejemplo, en 2011 la comunidad de donantes prometió en Busan, Corea del Sur que para fines de 2015 publicaría información oportuna, accesible y pormenorizada sobre el destino de su ayuda.

Pero muchos de esos donantes aún no publicaron la información completa. La única que está disponible refiere a poco más de la mitad de la ayuda oficial al desarrollo.

Como consecuencia, dijo Adams, una vez que la ayuda llega a un país en recuperación, es difícil saber con exactitud cuánto reciben los lugares donde más se necesita.

Esa falta de transparencia dificulta la participación local en las gestiones de planificación y recuperación, así como la posibilidad de exigir que los donantes, los gobiernos y los proveedores de servicios se responsabilicen por los resultados, expresó.

Una de las lecciones más importantes del ébola fue que los esfuerzos de respuesta y recuperación deben concentrarse en las necesidades de la población e incorporar sus recomendaciones, según Adams.

“Si la gente no sabe a dónde va la ayuda no puede planificar ni hacer recomendaciones, y no puede asegurarse de que… esté funcionando”, argumentó.

Incluso el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, realizó un pedido especial a los donantes en diciembre cuando anunció la promesa de 10.000 millones de dólares como capital inicial para el Fondo Verde para el Clima, para el que se aspiran 100.000 millones de dólares anuales.

Ban pidió que “todos los países cumplan sus promesas lo antes posible y que más gobiernos contribuyan con la financiación del clima”.

Arabia Saudita anunció en abril una donación de 274 millones de dólares “para las operaciones humanitarias en Yemen”, aunque está acusada de bombardeos generalizados sobre la población civil y de violar el derecho internacional humanitario en el conflicto en curso en ese país.

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, respondió a las preguntas de los medios de comunicación sobre la entrega de esa ayuda.

“Creo que en este momento está en la etapa de memorando de entendimiento entre los saudíes y las diversas agencias de la ONU a las que se destinará el dinero. Ese proceso está en curso. Esperamos que concluya pronto”, declaró este mes.

El portavoz añadió que muchos de los mayores donantes tienen este tipo de memorandos de entendimiento con la ONU.

Dujarric no cree que exista un conflicto de interés, dado que Arabia Saudita es uno de los protagonistas en el conflicto en Yemen.

“No diría que es un conflicto de intereses. Recibimos con beneplácito las generosas contribuciones del reino de Arabia Saudita…  las agencias humanitarias de la ONU… tendrán la libertad de utilizar esos recursos en la forma que mejor les parezca para ayudar al pueblo de Yemen”, agregó.

En marzo, en la tercera conferencia internacional de ayuda humanitaria para Siria, realizada en Kuwait, los donantes prometieron 3.800 millones de dólares. La Unión Europea aportó casi 1.000 millones, Estados Unidos 507 millones y Kuwait 500 millones de dólares.

Varias organizaciones internacionales no gubernamentales, como la Fundación Turca de Ayuda Humanitaria, la Sociedad de la Media Luna Roja de Qatar y la Organización de Caridad Islámica de Kuwait se comprometieron a aportar en conjunto unos 500 millones de dólares.

Pero hasta la fecha no se informó sobre el estado de la entrega de los montos prometidos.

Editado por Kitty Stapp / Traducido por Álvaro Queiruga

Artículos relacionados

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis

Se descubre un vínculo entre respuesta inmunitaria específica al VIH y menor riesgo de infección en el estudio iPrEx

gTt-VIH - La noticia del día - Mié, 15/07/2015 - 11:20

Un estudio caso-control ha examinado las respuestas inmunitarias de los participantes en el estudio iPrEx sobre profilaxis preexposición (PrEP) y descubrió que las personas que no se infectaron por VIH tendieron a presentar una respuesta inmunitaria celular específica frente al virus. Las personas que se infectaron en general carecían de respuestas a dos proteínas del VIH-1, lo que sugiere que estas respuestas inmunitarias pueden desempeñar un papel a la hora de bloquear la infección sistémica tras la exposición al virus. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Categorías: VIH-SIDA y hepatitis